Tendencias
Beneficios de consumir aguacate
La pepa de aguacate es un alimento que podría ayudar con las molestias gastrointestinales. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cómo consumir la pepa de aguacate para los problemas estomacales y el sistema inmune?

Este alimento tiene un alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Un problema estomacal común es la diarrea, que se caracteriza por la evacuación intestinal de heces flojas y líquidas tres o más veces al día, de acuerdo con el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos.

Además, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que las causas más comunes de diarrea incluyen:

  • Contaminación por bacterias en alimentos o agua.
  • Virus como la gripe, el norovirus o rotavirus. El rotavirus es la causa más común de diarrea aguda en niños.
  • Parásitos: Pequeños organismos que se encuentran en alimentos o agua contaminados.
  • Medicamentos como antibióticos, medicamentos contra el cáncer y antiácidos que contienen magnesio.
  • Intolerancia y sensibilidad a ciertos alimentos: Problemas para digerir ciertos ingredientes o comidas, como la intolerancia a la lactosa.
  • Enfermedades del estómago, el intestino delgado o el colon, como la enfermedad de Crohn.
  • Problemas del funcionamiento del colon, como el síndrome del intestino irritable.

Por su parte, el sistema inmune es la defensa del cuerpo ante organismos infecciosos y otros invasores, de acuerdo con el Rady Children’s Hospital-San Diego, y esta conformado por:

  • La piel: puede ayudar a evitar que los gérmenes ingresen al cuerpo.
  • Membranas mucosas: son los revestimientos internos húmedos de algunos órganos y cavidades corporales. Producen mucosidad y otras sustancias que pueden atrapar y combatir los gérmenes.
  • Glóbulos blancos: luchan contra los gérmenes.
  • Órganos y tejidos del sistema linfático: incluyen el timo, el bazo, las amígdalas, los ganglios linfáticos, los vasos linfáticos y la médula ósea. Producen, almacenan y transportan glóbulos blancos.

Dicho lo anterior, el portal Mejor con Salud reveló que la pepa de aguacate es ideal para los problemas estomacales y el sistema inmune, ya que “la semilla de aguacate puede ayudar a combatir infecciones y diferentes problemas estomacales” y, adicional, tiene vitamina C, lo cual fortalece el sistema inmunitario.

Así las cosas, para obtener los beneficios, hay que lavar las pepas del aguacate y ponerlas en el horno a 120 º C unas dos horas. Pasado ese tiempo, se pueden triturar con la ayuda de un procesador de alimentos o un rallador y el polvo se añade en las ensaladas, yogures, batidos u otros alimentos.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que se debe hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista, para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, otra recomendación que es ideal para los problemas estomacales y aumentar las defensas es el consumo de probióticos, pues estos microorganismos pueden ayudar a restablecer un equilibrio saludable en el tracto intestinal al aumentar el nivel de bacterias buenas y se encuentran en alimentos como el yogur, el chucrut, el tempeh, el kimchi, el kéfir, las aceitunas y encurtidos, entre otros. Sin embargo, también hay medicamentos con probióticos.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) señalaron que, en las personas sanas, los probióticos pueden causar gases, pero rara vez infecciones u otros problemas de salud, y que tienen más probabilidad de causar problemas como infecciones bacterianas en las personas que ya están gravemente enfermas o tienen un sistema inmunitario débil.

De hecho, hay que señalar que el comité de expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinaron que “los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, ejercen un efecto beneficioso sobre la salud del consumidor”.