Tendencias
Piernas
La depilación puede generar irritación en la piel, por ello debe cuidarse más después de este proceso. - Foto: Getty Images

bienestar

¿Cómo cuidar la piel después de depilarse?

Hidratar la piel, evitar el sol y no usar prendas ajustadas son algunas de las recomendaciones.

Sea cual sea el método que una persona elija para depilarse, este proceso no deja de ser agresivo para la piel. Después de utilizar cera, máquina eléctrica, cuchilla o el láser, la dermis puede quedar más reseca, irritada, enrojecida e incluso adolorida.

Por esta razón, es importante tomar algunas precauciones y recomendaciones con el fin de evitar que se generen mayores afectaciones. Luego de la depilación, la piel estará más sensible, por lo que si se expone al sol poco tiempo después, podrían aparecer manchas.

De acuerdo con información de la marca Veet, después de eliminar el vello es importante darle a la zona tratada una serie de cuidados extra para garantizar su hidratación y de esta forma evitar la resequedad y el enrojecimiento.

Algunos de los consejos de los expertos son los siguientes:

Eliminar los restos de cera si se utiliza esta técnica: Una buena forma de hacerlo es recurrir al aceite, ya sea de oliva, de almendras o el aceite mineral. Se puede poner una pequeña cantidad cubriendo bien la cera pegada y retirarlo pasando un algodón.

Refrescar la piel para cerrar los poros: Una vez eliminada la cera por completo, después de la depilación hay que aliviar la zona. Darse una ducha de agua fría o templada, es ideal. También se pueden aplicar compresas frías o incluso hielo envuelto en un paño. De esta forma se ayuda a que los poros abiertos tras la depilación cierren.

No utilizar prendas ajustadas: Si la persona se ha depilado las piernas, los brazos o las ingles, es mejor que optar por vestir prendas de algodón que no aprieten y que permitan la transpiración para evitar en lo posible las rozaduras.

Hidratar la piel: Un aspecto importante del cuidado posdepilatorio es rehidratar la piel, ya que es habitual que se reseque tras el proceso. Masajear la zona con una buena crema hidratante, por ejemplo, elaborada con aceite de almendras, vitamina E o aloe vera, pues ayudará a calmar las posibles irritaciones. También se puede aplicar un aceite corporal, siempre que cuente con propiedades hidratantes.

Evitar el sol: Al menos durante las primeras 48 horas posteriores a la depilación, no es recomendable exponer la zona tratada, ya que hay que dejar que la piel se recupere.

Esto se debe a que la piel se sensibiliza con el sol, lo que podría acabar causando una irritación. Además, una exposición temprana al sol podría tener como consecuencia la aparición de manchas. Lo recomendable también es que cuando la persona se vuelva a exponer al sol, utilice un protector solar adecuado para la piel, de calidad y de un factor de protección elevado.

No aplicar productos irritantes: Evitar los desodorantes, los perfumes o cualquier producto que contenga sustancias potencialmente irritantes, al menos las 24 horas siguientes a la depilación. Con esta medida se protege la piel de posibles y molestas irritaciones. Si se quiere utilizar algún producto lo ideal es escoger uno que esté formulado para pieles sensibles y que no contenga alcohol ni tenga una acción exfoliante, al menos durante ese primer día posdepilación.

Fotodepilación

Este es el método más eficaz y duradero, casi definitivo si se realiza correctamente. Sin embargo, tanto el láser como la luz pulsada intensa (IPL), producen pequeñas lesiones en el folículo piloso ya que lo destruyen, señala el portal Sabervivirtv.com.

Tras las sesiones la piel queda algo dolorida y sensibilizada, por lo que hay que darle cuidados extra basados en una reparación profunda.

La Academia Española de Dermatología y Venereología hace estas recomendaciones para después de la depilación con láser. Aplicar gel de aloe vera o aceite de argán, tres veces al día durante los 3 o 4 días posteriores, o una crema hidratante que no obstruya los poros. De igual forma, aconseja no tomar el sol en los siete días posteriores y si se hace, se debe usar un fotoprotector 50 resistente al agua.

Si se produce una quemadura con el láser, se puede aplicar sobre la piel paños fríos para aliviar las molestias y una crema con hidrocortisona dos veces al día, durante 4-5 días y evitar el sol en la zona afectada. Sin embargo, si la molestia persiste, lo mejor es visitar a un especialista.

Cuidados pre depilación

De acuerdo con el portal Mejor con Salud, para evitar marcas de color marrón producidas por el sol post depilación, es preciso hidratar correctamente la piel todos los días, no solo después de quitar los vellos. Por eso, para que la depilación sea más eficaz, se recomienda un baño previo para abrir los poros. Así, no se requerirá un esfuerzo doble para eliminar el vello.

Además, se puede realizar una exfoliación un día antes con un guante de crin, una crema o una esponja especial. Así se evitarán vellos encarnados o enquistados y la piel quedará mucho más suave.

Por otra parte, es importante secar muy bien la zona que se va a depilar con una toalla de algodón o con un poco de talco, sobre todo si el proceso se va a realizar con cera.