Adoptar hábitos alimenticios más saludables puede favorecer la salud intestinal.
Adoptar hábitos alimenticios más saludables puede favorecer la salud intestinal. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cómo desinflamar el colon con remedios caseros?

El colon también es llamado intestino grueso y debe cuidarse para evitar afecciones.

El colon hace parte del sistema digestivo y en el cual el cuerpo produce y almacena las heces, pero existen muchos trastornos que pueden afectar su capacidad para funcionar adecuadamente, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Por ejemplo, algunos trastornos son:

  • Diverticulitis: inflamación o infección de pequeños sacos o divertículos en el colon.
  • Síndrome del intestino irritable: un cuadro molesto que causa cólicos abdominales y otros síntomas.

Por tal razón, el diario español Mundo Deportivo reveló, en su sección de salud, que existen varios remedios caseros que ayudan a desinflamar el colon como, por ejemplo:

  • Té de menta y anís: hervir una taza de agua y agregar una cucharada de anís más diez gramos de hojas de menta.
  • Manzanilla: Hervir una taza de agua y agregar una cucharadita de flores de manzanilla.
  • Cardamomo: Hervir 500 ml de agua y añadir cuatro o cinco semillas de cardamomo y esperar 30 minutos para consumir.
  • Té de regaliz: Hervir un litro de agua y agregar dos cucharadas de regaliz.
  • Salvia: Hervir un litro de agua y agregar 10 hojas de salvia.
  • Semillas de hinojo: En una taza de agua caliente hay que agregar cinco gramos de semillas de hinojo.
  • Melisa: Hervir una taza de agua y agregar diez gramos de hojas secas de melisa.

De otro lado, así como hay alimentos que desinflaman, hay otros que lo inflaman y el portal portugués de salud, nutrición y bienestar, Tua Saúde, reveló que “es importante evitar alimentos que sean estimulantes como café, chocolate, bebidas energéticas, té negro y té verde; la ingesta de bebidas alcohólicas y de alimentos que contengan edulcorantes artificiales; de condimentos como la pimienta, picante, cubitos de caldo y salsas; y de alimentos con elevado contenido de grasas y de azúcares, como frituras, embutidos, cortes de carne roja con mucha grasa, quesos amarillos, queso crema, comidas congeladas tipo nuggets, pizzas o lasañas, comidas rápidas, galletas rellenas, pasteles elaborados, entre otros”.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.

Por su parte, hay otros hábitos que ayudan al buen funcionamiento del colon como:

  • Incorporar abundantes cantidades de alimentos ricos en fibra en la dieta, incluidos los frijoles, vegetales, frutas, cereales integrales y salvado. En general, intentar consumir 14 gramos de fibra por cada 1.000 calorías.
  • Comer alimentos probióticos: los alimentos recomendados son: el yogur, el chucrut, el tempeh, el kimchi, el kéfir, las aceitunas y encurtidos, entre otros. Sin embargo, también hay medicamentos con probióticos.
  • Cuando se sienta el impulso de defecar, no pasarlo por alto y hacerlo en el momento. Además, es importante procurar establecer horarios regulares para evacuar el intestino, especialmente después de una comida.

Sobre la misma línea, se pueden tomar otras medidas para cuidar el colon como perder peso si la persona presenta sobrepeso; llevar una dieta saludable con un bajo contenido de sal y rica en frutas, vegetales y granos integrales; no beber alcohol; mantenerse activo físicamente (realizar ejercicio mínimo treinta minutos por día); dormir lo suficiente y beber mucho líquido.