salud

¿Cómo es el dolor de cabeza causado por un tumor?

Los tumores malignos tienden a crecer más rápido e invaden el órgano con mayor celeridad.


Algunos tumores pueden aparecer y comprometer órganos de la cabeza, como el cerebro, la médula espinal o alguno de los sentidos que allí se alojan, sin embargo, dependiendo el lugar donde este se desarrolle, los síntomas y el dolor se van a presentar de diferente forma.

Según explica la American Cancer Society de Estados Unidos, los síntomas también dependen de la rapidez con la que el tumor se desarrolle, el dolor irá apareciendo gradualmente y se presentará más fuerte mientras más crece y más compromete el órgano afectado, explica que llega hasta el momento en que la persona convulsione.

La organización también explicó que entre los síntomas generales que tienen aquellos que padecen de un tumor en el encéfalo, dentro del cerebro o en la médula espinal, además de la presión intracraneal, dolor por la presión que ejerce el tumor en crecimiento, también se puede presentar hinchazón, bloqueo de flujo del líquido cefalorraquídeo, entre otros como las náuseas, el vómito, visión borrosa, somnolencia, problemas de equilibrio, incluso, se pueden presentar cambios en la personalidad o el comportamiento.

Sin embargo, el dolor típico de cabeza, el cual sufren las personas que cuentan con este diagnóstico, puede variar dependiendo el caso, según el portal OncoLink. Aunque también se puede presentar en ambos lados de la cabeza, es común que el paciente sienta el dolo justamente al lado en el que está presente el tumor.

“Puede ser peor cuando se levanta por primera vez al día y mejorar un poco después de haberse levantado. Puede empeorar al toser o al cambiar de posición. Puede acompañar a otros síntomas como vómitos, sensibilidad a la luz o empeoramiento de los síntomas neurológicos”, continuó explicando el portal sobre los cambios que puede tener el dolor a lo largo del día.

El portal continuó resaltando algunas situaciones que pueden ser el detonante clave de los dolores de cabeza relacionados con tumores en la cabeza, estos pueden ser alimentos como el chocolate, la cafeína o el alcohol; olores, ruidos o luces fuertes, brillantes o intermitentes; el estrés; algunas situaciones climáticas desencadenadas por la altitud, las estaciones; cambios en los patrones del sueño; y en mujeres lo puede provocar los cambios hormonales.

¿Qué es y qué consecuencias traen los tumores cerebrales?

“Un tumor cerebral es una colección de células anormales que crece en el cerebro o alrededor del cerebro. Los tumores pueden destruir directamente las células cerebrales sanas, invadiéndolas. También pueden, indirectamente, dañar células sanas mediante la colonización de otras partes del cerebro”, explica el portal Radiologyinfo sobre la formación de tumores.

A reglón seguido, continuó recalcando que existen dos tipos de tumores cerebrales, los malignos y los benignos, el primero de los dos es considerado como un cáncer cerebral y por lo general, este tipo de tumores crecería más rápidamente que los otros, así como invadiría zonas importantes y sanas del cerebro. Mientras que los benignos, por su parte, no tendrían células cancerígenas y crecerían lentamente.

“Los tumores en las partes del cerebro (la parte grande y exterior del encéfalo) que controlan los movimientos o las sensaciones pueden causar debilidad o adormecimiento en parte del cuerpo, a menudo en un solo lado. Los tumores de las partes del cerebro responsables del lenguaje o de los alrededores pueden causar problemas con el habla o incluso con la comprensión de palabras”, indicó la American Cancer Society sobre las consecuencias de tener un tumor en el cerebro, recalcando que las consecuencias cambiarían dependiendo la zona afectada, llegando a afectar, incluso, la personalidad del paciente.