vida moderna

¿Cómo se debe consumir el aceite de oliva para limpiar las arterias?

El exceso de grasa en la sangre puede taponar las arterias.


La alimentación juega un papel importante en la salud, el consumo excesivo de grasas trans o saturadas puede elevar los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, el exceso de esta sustancia puede taponar las arterias evitando que la sangre circule libremente por el torrente sanguíneo generando un padecimiento que se conoce como arteriosclerosis.

Según menciona el portal de salud y medicina Medlineplus este padecimiento es el tipo más común de enfermedades relacionadas con el corazón; además, agrega que es la principal causa de muerte de hombres y mujeres en los Estados Unidos.

El portal Aceitesalbert menciona los beneficios de reemplazar el aceite hidrogenado, con el que usualmente se cocina, por el aceite de oliva extra virgen.

Aceite de oliva y aterosclerosis

  • El medio menciona que el aceite de oliva extra virgen puede ser usado como un condimento, pero también se puede emplear para realizar diversas preparaciones en el hogar o incluso para fritar. Este aceite; además, trae múltiples beneficios para la salud del corazón.
  • Aceitesalbert ejecutó una investigación en la que pudo constatar que las personas que viven en países industrializados y que consumen con frecuencia alimentos procesados tienen más riesgo de que sus arterias se taponen, en cambio, los pacientes mediterráneos y que involucran el aceite de oliva en sus preparaciones presentan un menor riesgo de padecer enfermedades coronarias e incluso sus niveles de colesterol bueno (LDL) son más altos.
  • “El aceite de oliva es hipocolesterolémico: reduce la absorción intestinal del colesterol que contienen los alimentos y, dado el alto contenido de polifenoles, “limpia” la sangre y los vasos sanguíneos”.
Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. Foto: Getty Images.
Los niveles altos del 'colesterol malo' (LDL) incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o renales. - Foto: Foto Gettyimages

Aceite de oliva e hipertensión

  • Cuando el corazón late, la sangre presente en este órgano es desplazada hacia las arterias. Según explica el portal de salud y medicina, MedlinePlus la presión arterial aumenta cuando el corazón transporta la sangre a todo el cuerpo por medio de sus latidos; este proceso se llama presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial baja y se conoce como presión diastólica. Para que un paciente sea diagnosticado con hipertensión, se requieren chequeos médicos regulares, debido a que esta enfermedad, por lo general, no presenta síntomas.
  • Los profesionales de la salud sugieren que las personas mayores de 40 años validen el estado de su presión arterial como mínimo una vez en el año, o más a menudo, cuando se trata de personas que llevan una dieta alta en sodio y practican poco ejercicio.
  • Aceitesalbert menciona que el aceite de oliva puede ser un gran aliado para prevenir la presión arterial alta; siempre y cuando se acompañe de una dieta que contenga proteínas magras, dándole prioridad al pescado y al pollo, frutos secos, lácteos bajos en grasa y con un alto contenido de frutas y verduras.
  • “Los expertos proponen que solo agregando dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen al plan de alimentación de manera diaria, puede disminuir la presión arterial de manera constante en tan solo ocho semanas”.

Aceite de oliva y riesgo trombótico

  • Aceitesalbert menciona que el aceite de oliva extravirgen tiene una proteína que cuenta con la capacidad de prevenir diversas afecciones coronarias, ya que inhibe la formación de plaquetas que detonan en una trombosis; este padecimiento, “en el cerebro o el corazón, puede causar un accidente cerebrovascular o ataques cardíacos”.
  • “El aceite de oliva virgen extra es un verdadero elixir de la salud, no solamente por la presencia de fenoles, antioxidantes y reguladores de los agentes trombóticos. El estrés oxidativo postprandial para el cuerpo aumenta con las grasas saturadas, pero disminuye con las monoinsaturadas, como el ácido oleico”.