La disminución de ácido hialurónico en el organismo afecta a la piel. Foto: Getty images.
Las mascarillas caseras se han convertido en una opción popular para cuidar la piel. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

¿Cómo usar la papaya y la papa para suavizar arrugas en el rostro?

Antes de aplicar cualquier producto al rostro, es importante consultar a un dermatólogo.

Las arrugas en el rostro son unas de las preocupaciones de muchas personas, debido a la apariencia que le dan a la cara. Aunque son un signo natural del envejecimiento, hay quienes prefieren disminuir su prominencia para lucir más joven.

Cremas, sueros, cirugías y mascarillas son algunos de los productos y opciones a las que recurren las personas para tratar las arrugas. Estas últimas se han vuelto popular en el cuidado personal de muchos individuos.

María Violante, experta en cosmética natural, le contó a la revista Vogue los beneficios de la papa para le piel. Explicó que tiene efectos antiinflamatorios y ayuda a disminuir la prominencia de las arrugas. A continuación, los pasos para preparar una mascarilla y aprovechar sus beneficios.

Mascarillas de papa con leche

Ingredientes

  • Una papa.
  • Medio litro de leche.

Procedimiento

  1. Rallar la papa hasta que se libere su zumo.
  2. Agregar la leche.
  3. Revolver muy bien.
  4. Dejar reposar por 5 minutos.
  5. Limpiar y secar muy bien el rostro antes de aplicar la mascarilla.
  6. Aplicar el producto.
  7. Dejar actuar por 20 minutos.
  8. Retirar con agua tibia.

Mascarilla de papa con miel

El Universo, destaca los beneficios de una mascarilla para cuidar el rostro, con ingredientes económicos y que, generalmente, están en la despensa del hogar.

Ingredientes

  • 1 papa.
  • 1 cucharada de miel.

Procedimiento

  • Rallar la papa para obtener su jugo.
  • Agregar la cucharada de miel.
  • Revolver muy bien.
  • Limpiar el rostro.
  • Aplicar la mascarilla.
  • Dejarla actuar por 15 minutos.
  • Retirar con agua tivia.
  • Finalizar el procedimiento pasando un hielo, envuelto en un paño húmedo, sobre el rostro.

Mascarilla con papaya

Mejor con Salud

Mascarilla de papaya y miel

Ingredientes

  • 1 rebanada de papaya.
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Procedimiento

  • Pelar la papaya y triturarla hasta obtener un puré.
  • Agregar la miel y revolver muy bien.
  • Limpiar y secar el rostro antes de aplicar el producto.
  • Aplicar la mascarilla, realizando movimientos circulares.
  • Dejar actuar por 10 minutos.
  • Retirar con agua fría.

Mascarilla de papaya, leche y avena

Ingredientes

  • ¼ papaya.
  • 2 cucharadas de avena (20 g).
  • 2 cucharadas de leche (20 ml).

Procedimiento

  1. En una taza, triturar la papaya.
  2. Añadir la avena y la leche. Mezclar muy bien.
  3. Limpiar el rostro (desmaquillar).
  4. Aplicar la mascarilla.
  5. Dejarla actuar por 10 minutos.
  6. Retirar con agua fría.

Mascarilla de papaya y azúcar morena

Ingredientes

  • 1 rebanada de papaya.
  • 1 cucharada de azúcar morena (10 g).

Procedimiento

  1. Triturar muy bien la papaya.
  2. Agregar el azúcar y revolver.
  3. Aplicar la mascarilla y realizar masajes por varios minutos.
  4. Enjuagar con agua tibia.
  5. Repetir tres veces a la semana.

¿Cómo cuidar la piel para lucir joven?

Para cuidar la piel Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, hace énfasis en la prevención.

En primer lugar, no se debe fumar. En caso de hacerlo, buscar ayuda para no realizarlo más. “Fumar le da a tu piel un aspecto avejentado y contribuye a la formación de arrugas. Fumar estrecha los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en las capas más superficiales de la piel, lo que disminuye el flujo sanguíneo y da un aspecto más pálido a la piel. Esto también elimina el oxígeno y los nutrientes que son importantes para la buena salud de la piel”, detalla la entidad de salud.

Sobre esa misma línea, explica que fumar daña el colágeno y la elastina, las cuales son fundamentales para lucir una piel saludable.

En segundo lugar, recomienda tener mucho cuidado al momento de bañarse. Muchas personas tienen la costumbre de darse duchas con agua muy caliente. Esto elimina los aceites naturales de la piel. Por eso se debe moderar la temperatura y disminuir la duración del baño.