Alzheimer
"En Estados Unidos, unos 5,8 millones de personas de 65 años o más viven con enfermedad de Alzheimer", precisa la Clínica Mayo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Conductas violentas por Alzheimer, ¿cómo manejarlas?

Uno de los mejores consejos para calmar el paciente es mantener el autocontrol.

La Clínica Mayo explica que el Alzheimer “es un trastorno neurológico progresivo que hace que el cerebro se encoja (...) y que las neuronas cerebrales mueran”.

Esta enfermedad es una de las causas principales de la demencia, que de acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS) “es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria”.

El síntoma más relevante de esta enfermedad es el olvido de eventos y/o nombres de cercanos, señal que en el transcurso de los días empeora. En conclusión, la pérdida de la memoria es el signo más prominente del Alzheimer.

Cabe aclarar que los olvidos momentáneos son normales, que a diferencia de un posible paciente con Alzheimer, para ellos, estos se intensifican y permanecen.

¿Qué es la demencia?

La Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, indica que la demencia es una “pérdida de la función cerebral que ocurre a causa de ciertas enfermedades”, impactando el lenguaje, el pensamiento y la memoria de una persona mientras, a la par, se afecta su comportamiento.

“La enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia, acapara entre un 60% y un 70% de los casos”, señala la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En la mayoría de los casos, la demencia aparece en adultos mayores, siendo esta enfermedad irreversible. Por ejemplo, la enfermedad de Huntington, la esclerosis múltiple, el mal de Parkinson, la parálisis supranuclear progresiva, pueden conllevar a esta afección.

El alzhéimer es el tipo de demencia más común.
El alzhéimer es el tipo de demencia más común. - Foto: Getty Images

Las conductas de los pacientes con Alzheimer

Muchas pueden ser las conductas que presenta una persona con Alzheimer, pero según la Clínica Mayo los siguientes son las más relevantes:

  • Agresividad.
  • Cambios de humor, y por ende, irritabilidad.
  • Trastornos del sueño.
  • Confusión y/o desorientación.
  • Apatía.
  • Depresión.

Es importante mencionar que en los casos más graves, la depresión es considerada un trastorno, donde la persona experimenta mucha tristeza. Y esto incide en los pensamientos y en el comportamiento, por lo que la conducta del paciente no será agradable.

Vejez
La demencia no es una parte normal del envejecimiento y no afecta exclusivamente a las personas mayores. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Cómo manejar las conductas violentas y/o agresivas?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, da algunos consejos que pueden ser usados por personas que conviven con un paciente con demencia o Alzheimer, como:

  • Mantener las luces encendidas durante la noche, esto para que no se sienta confundido.
  • Hacer conversaciones de situaciones actuales.
  • Cumplir con un horario de actividades y rutinas específicas.
  • Escuchar música que tranquilice. Esto puede reducir los niveles de ansiedad que provocan conductas violentas.
  • Las caminatas con un acompañante pueden ser útiles, ya que cambia de ambiente, y desarrolla habilidades comunicativas, explica la entidad americana.
Foto referencia sobre Alzheimer. - Foto: getty images

Por su parte, la Confederación Española de Alzheimer sugiere seguir estos pasos para poder manejar comportamientos violentos o agresivos de personas con esta enfermedad:

  1. Identificar la causa: se debe concluir cuál es el factor que más provoca el comportamiento. Por ejemplo, la presencia de una persona, un malestar, o quizá, no comer.
  2. Una vez identificada la causa de su agresividad, aconseja evitar que esta le siga incomodando.
  3. Control de las emociones: esto quiere decir que tras un efecto, una reacción. Entonces, cuando un paciente con Alzheimer grita a otra persona, es posible que esta reaccione de mala manera, por lo que antes de provocar un altercado, se sugiere el autocontrol.
  4. Buscar espacios o actividades que tranquilicen, como salir a caminar o escuchar música.
  5. En algunos casos, una mascota puede ser una aliada en el tratamiento de pacientes con Alzheimer.
  6. Pedir ayuda, si es necesario.

Es de recordar que los pacientes con Alzheimer necesitan de un tratamiento, a pesar de que la enfermedad no tiene cura.