Tendencias
Comer fibra y evitar el gluten, son algunas recomendaciones para evitar el síndrome de intestino irritable. Foto: GettyImages.
Comer fibra y evitar el gluten son algunas recomendaciones para evitar el síndrome de intestino irritable. Foto: GettyImages. - Foto: Gettyimages

vida moderna

Consejos de nutrición para personas con síndrome de intestino irritable

Los hábitos alimenticios es un punto de partida para identificar lo que desencadena esa sintomatología.

Las enfermedades gástricas o gastrointestinales son causadas por lo general por alimentos contaminados con bacterias, virus o parásitos. Una de las afecciones más comunes es el síndrome de colon irritable, cuyos síntomas son: dolor abdominal, gases abundantes, heces blandas, cambios notorios en el hábito intestinal; como la diarrea o el estreñimiento.

Para buscar una solución a esta afectación, los médicos recomiendan cambios en la dieta para ayudar a tratar los síntomas del síndrome de intestino irritable (SII). La alimentación que aconseja el profesional de la salud puede estar conformada por:

  • Comer más fibra
  • Evitar el gluten
  • Seguir una dieta especial llamada dieta baja en FODMAP

Sobre la fibra, el portal Niddk descata que “la fibra puede mejorar el estreñimiento causado por el SII porque ablanda las heces y facilita la evacuación”, además recomienda que los adultos deben consumir entre 22 y 34 gramos de fibra por día.

Hay dos tipos de fibra:

  • Fibra soluble, que se encuentra en los fríjoles, frutas y productos de avena
  • Fibra insoluble, que se encuentra en los productos integrales y en las verduras

Las investigaciones sugieren que la fibra soluble es mejor para aliviar los síntomas del síndrome de intestino irritable, así lo menciona el portal Niddk.

Una dieta denominada FODMAP, sirve para reducir o evitar ciertos alimentos que contienen carbohidratos que son difíciles de digerir. El nombre proviene de los carbohidratos que se llaman FODMAP, por sus siglas en inglés.

“El doctor puede sugerir la dieta baja en FODMAP durante algunas semanas para ver si esta ayuda con los síntomas. Si los síntomas mejoran, es posible que recomiende agregar poco a poco a la dieta alimentos que contienen FODMAP. Tal vez pueda comer algunos alimentos sin que se presenten las afectaciones del síndrome de intestino irritable.

“El Instituto de Cancerología de Las Américas recomienda comer ensalada en el almuerzo y la comida, ingerir como mínimo tres frutas al día y que ojalá actúen como laxante para mejorar la digestión de los alimentos”, así lo aconseja el portal Doctoraki.

El citado portal afirma que frutas como la papaya, naranja, mango, granadilla, pitaya, piña, ciruela pasa y la cáscara de las frutas, ayudarán a evitar el estreñimiento.

La Fundación Española del Aparato Digestivo destaca que el síndrome de intestino irritable es “un trastorno funcional digestivo que presenta hinchazón, dolor o molestias abdominales y alteraciones en el hábito de la deposición que va desde estreñimiento, diarrea o ambos”, en palabras citadas por el portal Centro Julia Farré.

Este citado medio comenta que en la dieta se puede “incluir cereales como el arroz, maíz, el trigo sarraceno, el mijo, la quínoa blanca y la papa. También el huevo, la carne no procesada y el pescado. Lácteos sin lactosa y quesos curados, también bebidas vegetales almendras, avena, arroz”.

Para evitar el SII, los expertos no solo recomiendan una dieta, también entregan consejos para evitar consumir algunos alimentos y hábitos para contrarrestar esta enfermedad.

“Evitar todos aquellos alimentos ultraprocesados (bollería, carnes procesadas, charcutería, galletas, nuggets, snack)”, también los productos ricos en azúcar, grasas trans y aditivos, pues estos “van a dificultar y a empeorar el tránsito intestinal y la salud de la microbiota”.

El portal del Centro Julia Farré, también recomienda “evitar dulces y edulcorantes como almíbar, , miel, agave, mermeladas, confituras…así como limitar el consumo de frutos secos, semillas y tubérculos como el boniato”.

El portal Doctoraki afirma que las personas que sufren del síndrome de intestino irritable no deben comer: col, coliflor, garbanzos, lentejas, habas, cebollas, frutos secos, bebidas gaseosas, pues estos generan muchos gases.