¿Cómo evitar calambres cuando hago ejercicio?
Es importante hidratarse correctamente para evitar los calambres. - Foto: Getty Images

vida moderna

Consejos para evitar los calambres en las piernas

Tanto el exceso como la falta de ejercicio pueden ser determinantes para la aparición de calambres

Normalmente, los espasmos musculares se les denomina calambres, unas contracciones involuntarias que provocan un dolor leve o intenso y un endurecimiento de los músculos que se localizan en las piernas, las manos, el abdomen y los brazos.

De acuerdo con la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, las causas de esta condición son múltiples, entre ellas, tensionar y ocupar demasiado un músculo; comprimir los nervios; la deshidratación; niveles bajos de electrolitos como el magnesio, potasio o calcio; cierto medicamento; el embarazo y una mala circulación sanguínea.

Normalmente, todas las personas tienen el riesgo de sufrir calambres musculares, pero suelen ser más comunes en adultos mayores, atletas, personas con sobrepeso, mujeres embarazadas y personas con enfermedades como la tiroides. Para tratar este problema, es importante estirar el músculo afectado y masajearlo suavemente. También funciona aplicar calor cuando el músculo está tenso y hielo cuando aumenta la dolencia.

¿Cómo se pueden prevenir los calambres musculares?

Para reducir las posibilidades de que aparezcan los calambres musculares, la revista Mejor con Salud lista cinco consejos útiles:

Hidratarse

Los expertos aconsejan consumir diariamente dos litros de agua por día. Esta cantidad permite que las células y los órganos permanezcan hidratados para que funcionen correctamente. Para evitar la deshidratación, es importante optar por consumir alimentos que contengan una gran cantidad de agua como la sandía, el pepino, las espinacas, el melón, los zumos naturales y las infusiones.

Realizar estiramientos

Sin importar si se practica o no un deporte, es importante siempre estirar los músculos al menos una vez al día, ya que esto evita que se presenten los calambres y los dolores musculares. Cabe mencionar que los ejercicios de estiramientos que se deben realizar, dependen de la musculatura afectada y la capacidad física de cada persona.

Hacer ejercicio

Caminar, ir al gimnasio, trotar, correr, montar bicicleta o cualquier otros deportes es ideal para evitar los calambres en las piernas. Según un artículo de la Revista de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología, la actividad física permite que los músculos estén más fuertes y acondicionados. No se debe olvidar estirar al finalizar el ejercicio y también disminuir la intensidad o duración del entrenamiento si se siente fatigado.

Tener una buena alimentación

Es fundamental elegir alimentos que contengan potasio como el plátano y magnesio. Del mismo modo, una publicación de la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir alimentos sanos como frutas, verduras y frutos secos, y dejar de lado las harinas refinadas, los azúcares y las frituras, para evitar los calambres, especialmente en las piernas.

Usar un calzado adecuado

Muchas veces los calambres pueden aparecer cuando no se pica correctamente. Un ejemplo de ello son las mujeres que utilizas por muchas horas tacones. Esto genera demasiada tensión en los músculos de los pies y de las piernas, a tal punto de provocar calambres muy dolorosos. Por ello, es fundamental elegir el calzado adecuado para cada actividad que se realice en el día. También se debe prestar atención a los calcetines, ya que se son muy ajustados y esto impide la irrigación sanguínea.