Tendencias
Expertos indican que la gelatina puede ser un remedio muy efectivo para aportar colágeno a las articulaciones. Foto: Getty images.
Expertos indican que la gelatina puede ser un remedio muy efectivo para aportar colágeno a las articulaciones. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

¿Cuál es la mejor gelatina para la salud de los huesos?

La gelatina se puede consumir y también aplicar de forma tópica.

Cuando las personas sufren de dolores en las articulaciones, esto puede generar dificultades para sus actividades cotidianas. Esta molestia se puede ocasionar por una disminución de colágeno, “una proteína que constituye la base principal del tejido del cartílago, los huesos y los tendones”, explica el portal Mejor con salud.

Cuando se presentan estas dolencias uno de los remedios a los que se puede recurrir es la gelatina, la cual es recomendada por muchos profesionales de la salud, señala el mencionado sitio web.

La gelatina es una alimento económico que también tiene algunos usos para la belleza. Los expertos destacan que este ingrediente contiene proteínas que se consiguen luego del procesamiento del colágeno animal.

Gracias al colágeno, “miles de personas la han incorporado en sus dietas para la salud articular, ya que contiene nutrientes que supuestamente restauran y protegen los tejidos conectivos”, señalan en Mejor con salud.

Según Mejor con salud, la gelatina debe “consumirse una media de 10 gramos de gelatina al día”, ya sea en postres, batidos y otras recetas, para cuidar la salud de las articulaciones.

En el mencionado sitio web aclaran que los beneficios de la gelatina para el cuidado de los huesos y las articulaciones no tiene muchos soportes científicos, por esta razón advierten que lo mejor es consultar con el médico.

A pesar de estas recomendaciones, hay preparaciones con gelatina que pueden servir para el cuidado de las articulaciones.

La gelatina y agua fría y tibia la recomiendan consumir media hora antes del desayuno.

Ingredientes

  • ½ cucharada de gelatina sin sabor (5 g).
  • ½ vaso de agua helada (100 ml).
  • ½ vaso de agua tibia (100 ml).

Preparación

  • Verter la gelatina en el agua helada y dejarla reposar toda la noche.
  • Al día siguiente, agregar el agua tibia y ponerla a calentar al baño María.
  • Cuando se haya disuelto por completo, retirarla y consumirla.

Otra preparación es la gelatina con leche. “La jalea natural de leche es otra alternativa para aumentar el consumo de gelatina con el fin de cuidar la salud. Este alimento contiene mucho calcio, fundamental para la salud de nuestros huesos según este estudio realizado por el Hospital de Navarra”, explica el portal Mejor con salud.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gelatina sin sabor (20 g).
  • ¾ vaso de leche fría (150 ml).

Preparación

  • Primero se debe diluir la gelatina sin sabor con la leche fría y dejarla reposar durante una hora.
  • Se puedes añadir un poco de miel.
  • Calentar la mezcla al baño María, sin dejar que hierva.
  • Retirarla del fuego, dejarla reposar y consumirla.
  • El tratamiento se debe hacer como mínimo tres semanas seguidas.

“El colágeno es la proteína más abundante en los mamíferos (humanos incluidos). Es el componente más importante de la piel, huesos y tejidos conectivos. Representa casi un tercio de nuestra masa total de proteína”, destaca el portal Fitness revolucionario.

En el mencionado portal aconsejan comer postres de gelatina. Pero advierten que la gelatina debe ser pura, sin sabor ni azúcar.

La gelatina también es rica en selenio, fósforo y cobre, “lo que ayuda a que los huesos se mantengan fuertes y aumenten la densidad mineral ósea del cuerpo, así se logra que la osteoporosis se mantenga alejada por un buen tiempo”, señalan en Cocina fácil.

Otro de los aportes de la gelatina son los aminoácidos, los cuales ayudan a reducir la inflamación que afectan a las articulaciones, también son indispensables para el desarrollo del cartílago que sirven para reforzar las articulaciones y los huesos.

De acuerdo con Cocina fácil, otro aporte que tiene la gelatina es su ayuda para bajar de peso, pues contiene fibra y proteínas que generan la sensación de saciedad, para evitar comer alimentos que el cuerpo no necesita.