Tendencias
Pequeñas mujeres comiendo pescado graso, vitamina D, queso y tomando el sol
La vitamina D también es indispensable para la salud de los huesos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cuál es la mejor vitamina para los mareos?

Tras un diagnóstico médico, se puede determinar si es necesario o no un suplemento de esta vitamina.

Las vitaminas son sustancias orgánicas presentes en cantidades muy pequeñas en los alimentos. Estas son nutrientes que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para su fun­cio­na­mien­to óptimo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), existen 13 vitaminas esenciales que el cuerpo necesita para funcionar de manera apropiada. Entre ellas están: vitamina A, vitamina C, vitamina D, vitamina E, vitamina K, vitamina B, folato, ácido patoténico y biotina.

Las vitaminas se agrupan en forma conjunta debido a que, como lo implica su nombre, son factores vitales en la dieta y porque todas se descubrieron en relación con las enfermedades que causan su carencia.

La deficiencia de vitaminas da paso al desarrollo de enfermedades simples o crónicas. Por ello, es fundamental ingerir las cantidades recomendadas por un especialista de cada una de ellas. Además, no todas las vitaminas sirven para todo, cada una tiene una tarea a cargo en el organismo.

Este es el caso de la vitamina D, la cual, según el portal Infosalus, reduce la sensación de vértigo y, por lo tanto, el mareo. Así lo relata un estudio en la revista Neurology, la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología.

Aquellas personas que se sometieron al estudio tomaron suplementos relacionados con este nutriente y mostraron cambios positivos y significativos en eventos relacionados con el vértigo y sus síntomas como el mareo.

“Nuestro estudio sugiere que para las personas con vértigo posicional paroxístico benigno, tomar un suplemento de vitamina D y calcio es una forma simple y de bajo riesgo de prevenir la recurrencia del vértigo”, asegura Ji-Soo Kim, del Colegio de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl en Corea, citado por Infosalus.

“Nuestro estudio sugiere que un tratamiento económico y de bajo riesgo, como las tabletas de vitamina D y calcio, puede ser efectivo para prevenir este trastorno común y recurrente”, resalta Kim.

Cabe resaltar que, además de ayudar con el mareo, la vitamina D ayuda al cuerpo a utilizar el calcio y el fósforo para el fortalecimiento de los huesos y los dientes. Es importante para el movimiento de los músculos y para que los nervios transmitan mensajes entre el cerebro y otras partes del cuerpo.

Este nutriente lo produce la piel a ser expuesta a los rayos solares y también puede obtenerse a través de la alimentación diaria. Los pescados grasos como la trucha el salmón, el atún y la caballa son fuentes naturales de este nutriente.

Así mismo, los principales síntomas de deficiencia de vitamina D en el cuerpo son los siguientes:

  • Fatiga y debilidad: cuando hay deficiencia de vitamina D, el cuerpo puede sentir una sensación de fatiga, debilidad y malestar, indica el portal Tua Saúde.
  • Enfermedades frecuentes: una de las funciones más importantes de la vitamina D es mantener fuerte el sistema inmunológico para que pueda combatir los virus y bacterias que causan enfermedades. Si una persona se enferma con frecuencia, especialmente con resfriados o gripa, los niveles bajos de esta vitamina pueden ser un factor que incide en estos padecimientos.
  • Dolor de huesos: el dolor de huesos y la lumbalgia pueden ser signos de niveles inadecuados de vitamina D en la sangre. Diversos estudios observacionales han encontrado una relación entre una deficiencia de vitamina D y el dolor lumbar crónico que genera afectaciones en el desarrollo de las actividades diarias.
  • Cicatrización de heridas: la cicatrización lenta de las heridas después de una cirugía o una lesión puede ser una señal de que los niveles de vitamina D son demasiado bajos.