Tendencias
Supermercado frutas
Frutas - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cuáles son las mejores frutas para las mujeres?

Una alimentación balanceada trae efectos positivos en la salud del organismo.

El cuerpo de las mujeres, aunque tiene muchas cosas en común con las de los hombres, su cuidado es diferente. Las diversas etapas como la menarquía, el embarazo y la menopausia hacen que la mujer deba estar atenta a los cambios en su organismo. Según explica Mayo Clinic, hay problemas de salud que pueden afectar a las mujeres de forma más grave.

  • En las mujeres el riesgo de morir a causa de un ataque al corazón es mayor que en los hombres.
  • Las probabilidades de presentar indicios de depresión y ansiedad se incrementan para las mujeres.
  • Las consecuencias de enfermedades de transmisión sexual pueden ser más graves para las mujeres.
  • La osteoartritis afecta más a mujeres que a hombres.
  • Las mujeres tienen más probabilidades de contraer infecciones del tracto urinario.
Getty Images
Una alimentación balanceada es importante para el bienestar integral del cuerpo de la mujer. - Foto: Getty Images/iStockphoto

La prevención es la mejor aliada para el bienestar del cuerpo del ser humano. Una alimentación balanceada contribuye a la salud del organismo. Existen algunos alimentos, que poseen propiedades especiales para el bienestar de la mujer. Entre esos están algunas frutas, legumbres, pescados, granos y vegetales.

Manzana

Es una de las frutas más ricas en fibra. Cada 100 gramos significan 2.4 de pura fibra. esta fruta es de gran ayuda para las mujeres que tienen problemas digestivos. El portal Mejor con Salud señala que es recomendable comer la manzana con la piel. Algunas personas suelen quitarle la cáscara y luego comerla, pero esa es la parte donde más vitamina C hay en la fruta. Esa piel es una fuente de fibra soluble, la cual aporta beneficios para el tránsito intestinal y ayuda a evitar el estreñimiento.

Consumir manzana ayuda a las mujeres que quieren perder peso. Esta fruta tiene un beneficio y es que provoca en el organismo la sensación de estar saciado, por lo que disminuye el consumo de más alimentos. Esta saciedad se produce gracias a la pectina, que es una de las sustancias que se encuentra en la pulpa de la manzana.

La Fundación Española del Corazón explica que la manzana contribuye a la prevención de enfermedades coronarias y cardiovasculares. Esto se debe a que esta fruta ayuda disminuir los niveles de colesterol en la sangre, evitando la obstrucción de arterias y el riesgo de padecer infartos. Asimismo, la manzana tiene propiedades que ayudan a mejorar la glucosa en pacientes con diabetes tipo 2

Banano

Esta fruta tiene minerales como el magnesio, potasio, ácido fólico y sustancias astringentes. El potasio ayuda a regular la presión arterial y el gran contenido de fibra de la banana ayuda al estreñimiento y a la fácil digestión. Es un alimento bajo en grasas, por lo que es ideal para complementar una dieta balanceada, y en especial, si el objetivo es perder peso. Además de esto, la banana posee vitamina B6, que tienen efectos positivos en la piel y en el cabello.

Arándanos, fresas y frambuesas

  • Las frambuesas son ricas en potasio, calcio, vitamina B9 y vitamina C,. Sus propiedades ayudan a controlar la diabetes, a aliviar los síntomas de asma y para las mujeres que sufren de retención de líquidos.
  • Las fresas están compuestas de vitamina C, hierro, vitamina B6, magnesio, calcio, vitamina D y vitamina B12. Sus propiedades ayudan a disminuir el riesgo de hipertensión arterial, según reseña el artículo Effects of strawberry intervention on cardiovascular risk factors: a meta-analysis of randomised controlled trials.
  • Los arándanos tienen muchos beneficios para la salud de la mujer. “Posee potentes efectos antimicrobianos contra las bacterias responsables de las infecciones del tracto urinario. La creciente evidencia ha demostrado que el arándano rojo suprime las infecciones del tracto urinario y erradica las bacterias”, señala el estudio Cranberry for Urinary Tract Infection: From Bench to Bedside, publicado en la revista Current Topics in Medicinal Chemistry.