salud

¿Cuáles son los ejercicios cardiorrespiratorios que fortalecen el corazón?

Más allá de la actividad física siempre es recomendable alimentarse bien y de manera sana.


A medida que las personas van creciendo, el deseo y la preocupación por mejorar la salud también incrementan. Sobre todo cuando se habla de fortalecer uno de los órganos más poderosos del cuerpo humano: el corazón.

Si bien hay varios estudios que se han realizado para identificar cuál es la edad perfecta para empezar a dejar el sedentarismo, iniciar a hacer ejercicio y tener una vida sana, expertos aseguran que no existe una etapa de la vida para iniciar este hábito, es más, entre mayor sea la actividad física a temprana edad, teniendo en cuenta las recomendaciones médicas, el organismo será muy agradecido a futuro y recompensará con buena salud durante la vejez.

En este sentido y según la Revista Española de Cardiología, “realizar actividad física de intensidad moderada, durante un mínimo de 30 min cinco días por semana o de intensidad alta durante un mínimo de 20 min tres días por semana, mejora la capacidad funcional y se asocia a reducciones en la incidencia de enfermedad cardiovascular y mortalidad”.

Otras de las razones por lo que las personas realizan ejercicios cardiovasculares es ganar resistencia física, perder peso, desafiarse a sí mismos a tener cada vez mejores resultados y fortalecer el corazón para afrontar una vida adulta o una vejez gozando de buena salud.

En este sentido, este es un importante listado de ejercicios para mejorar la condición física y cardiovascular, fortaleciendo también el corazón.

Carrera a pie o trote

Este es el ejercicio número uno por excelencia, ya que, además de la facilidad de practicarlo en cualquier escenario u hora, incrementa de manera significativa la resistencia cardiorrespiratoria. Hay que tener en cuenta que a lo que se refiere este tipo de actividad, y una vez se convierta en un hábitoito o disciplina, los resultados van a ser impresionantes y satisfactorios. Trotar en cinta o en espacios abiertos hace que el organismo tome calorías y reserva de energía del cuerpo, por lo que es más fácil activar el metabolismo y perder peso.

Más allá de la actividad física siempre es recomendable alimentarse bien y de manera sana. Además, no hay que olvidar hidratarse antes, durante y después de realizar actividad física.

Los expertos recomiendan, por lo menos, realizar esta actividad por lo menos tres veces a la semana, si se trata de una persona que está iniciando. Además, no debe esforzar el cuerpo a grandes cargas ni distancias.

Natación

Según los estudios, es la segunda disciplina más practicada en los Estados Unidos. De alta exigencia y resistencia aeróbica es uno de los deportes que más ayuda a disminuir los riesgos de contraer alguna enfermedad cardíaca. Con dos horas y media por semana, es decir, con media hora al día, se queman muchas calorías, aumenta la cantidad de músculo magro y, lo mejor, no hay una edad que restrinja el inicio de la práctica de este deporte.

Boxeo o artes marciales

Esta disciplina es bastante exigente y agotadora, sin lugar a dudas es una de las que mejor acondiciona al cuerpo y fortalece al corazón, ya que con el trabajo de intervalos con el que se debe realizar, permite oxigenar al órgano vital. Además de este beneficio y en compañía de una buena alimentación, el cuerpo pierde peso y aumenta su masa muscular, ya que al hacerse varias repeticiones y con el mismo peso de sí mismo, los resultados son rápidos y gratificantes.

Su condición desgastante hace que el organismo use mucha energía, por lo que el corazón se verá realmente beneficiado, teniendo en cuenta que durante los intervalos el flujo sanguíneo esté más activo.

Spinning

Esta disciplina grupal, con origen en los inicios de la década de los 90, cada vez tiene más adeptos y seguidores como respuesta de sus grandes resultados en tan poco tiempo. Allí el entrenador dirige por intervalos de exigencia y ritmo su clase, que normalmente tiene una duración de una hora. Fortalece el corazón y ayuda a la quema de calorías, ya que en cada sesión se pueden perder hasta 600 o más.

Cabe recordar que “hacer ejercicio físico de manera frecuente promueve una serie de cambios adaptativos en el corazón y en el sistema vascular que han demostrado numerosos beneficios”, explicó el Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital universitario de Torrejón, España, Dr. Eduardo Alegría Barrero, en una publicación del portal saberdesalud.com