Algunos cuidados en casa pueden ayudar a aliviar la molestia para los pacientes de esta condición.
Algunos cuidados en casa pueden ayudar a aliviar la molestia para los pacientes de esta condición. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cuáles son los síntomas de cáncer de colon silencioso?

Es importante prestar atención a los síntomas de esta enfermedad.

El cáncer es la causa principal de muertes en el mundo. Cerca de diez millones de fallecimientos ocurrieron por esta enfermedad.

Según explica la Asociación Americana de Cáncer, esta es una enfermedad genética y puede aparecer por cambios en los genes que controlan el funcionamiento de las células. Algunos de los factores que lo causan son errores de las células al multiplicarse, daños en el ADN por sustancias en el medio ambiente o herencia de padres a hijos.

“El cáncer se produce cuando células normales se transforman en células tumorales a través de un proceso en varias etapas que suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno”, agrega la Organización Mundial de la Salud.

El cáncer de colon inicia en el intestino grueso, es decir, el colon, el cual es la parte final del tubo digestivo. Este tipo de cáncer generalmente afecta a los adultos mayores.

“Por lo general, comienza como grupos pequeños y no cancerosos (benignos) de células llamados pólipos que se forman en el interior del colon. Con el tiempo, algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer de colon”, indica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Las heces de una persona que tiene cáncer se caracterizan por tener sangre, puede ser muy brillante o muy oscura. Asimismo, puede cambiar su consistencia y pueden ser heces más delgadas de lo normal.

Otros de los síntomas que pueden alertar sobre este cáncer incluyen:

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Sensación que su intestino no se vacía por completo.
  • Dolores o calambres frecuentes por gases, o sensación de llenura o hinchazón.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Fatiga.
  • Náuseas o vómitos.

Prevención

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, menciona que en la etapa inicial del cáncer de colon puede que las personas no presenten síntomas.

Por eso, la Biblioteca recomienda realizar pruebas de detección con frecuencia, especialmente después de los 50 años de edad. “Las pruebas incluyen la colonoscopía y pruebas de sangre en las heces. Los tratamientos para el cáncer colorrectal incluyen cirugía, quimioterapia, radiación o una combinación de ellas. Generalmente, la cirugía puede curarlo cuando se detecta a tiempo”.

Cifras

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en 2020 los más comunes, respecto a nuevos casos, fueron:

  • Cáncer de mama (2,26 millones de casos).
  • Cáncer de pulmón (2,21 millones de casos).
  • Cáncer de colon rectal (1,93 millones de casos).
  • Cáncer de próstata (1,41 millones de casos).
  • Cáncer de piel (distinto del melanoma) (1,20 millones de casos).
  • Cáncer gástrico (1,09 millones de casos).

Otros tipos de cáncer

Cáncer de piel

El cáncer de piel es una enfermedad en la que se forman células malignas en el tejido de la piel. Los dos tipos más comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. El tercero es el melanoma; y aunque es el menos común, es el más peligroso.

Según explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, las células cancerígenas pueden formarse en la cabeza, el cuello, la cara, las manos y los brazos. Aunque todos pueden padecer cáncer de piel, es más común en personas que:

  • Están expuestas mucho tiempo al sol o han sufrido quemaduras por el sol.
  • Tienen cabello, piel y ojos claros.
  • Tiene un familiar que ha tenido cáncer de piel.
  • Tienen más de 50 años.

El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común en Estados Unidos. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la mayoría de los cánceres de piel son causados por la exposición excesiva a los rayos ultravioleta, los cuales causan daño a las células cutáneas. Algunas personas creen que estos solo provienen del sol, pero también son emitidos por las camas bronceadoras y las lámparas solares.