vida moderna

Deficiencia de vitamina A: estos son los síntomas y consecuencias en el organismo

Dificultad en la visión es una de las señales de este déficit.


La vitamina A (retinol, ácido reinoico) es un nutriente muy importante para la división celular y el crecimiento. Según explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, esta vitamina tiene muchas propiedades que benefician al cuerpo humano. Por ejemplo, tiene antioxidantes, los cuales protegen a las células de los efectos de los radicales libres.

Existen muchos alimentos que son ricos en esta vitamina: vegetales verdes, zanahorias, calabazas, melones y huevos, hígado y los productos lácteos. En la alimentación hay dos tipos de vitamina A, así lo explica Medline Plus, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

  • La vitamina A preformada, que se puede encontrar en productos de origen animal como la carne de res, el pescado, aves de corral y productos lácteos.
  • Los precursores de la vitamina A, que también son denominados provitamina A. Se pueden encontrar en alimentos de origen vegetal como las frutas y verduras.

Esta vitamina aporta muchos beneficios para todo el cuerpo. Para la visión es un nutriente muy importante. Medline Plus explica que ayuda a la “formación y al mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel sanos”. Se conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos en la retina del ojo. Este nutriente también es una ayuda en el proceso de formación y mantenimiento de los dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y de la piel.

Los suplementos orales que contienen vitamina A son un gran complemento para mejorar la salud de las personas, en especial para quienes tienen malos hábitos alimenticios. Asimismo, funcionan para apoyar el tratamiento de enfermedades oculares, sarampión y pancreáticas. Los expertos recomiendan las siguientes dosis de vitamina A diarias: para los hombres adultos 900 microgramos y para las mujeres adultas 700 microgramos.

La deficiencia de la vitamina A puede causar afectaciones a la salud, especialmente en la vista. Algunos de los síntomas que representan un déficit de este nutriente son dificultad visual, ceguera nocturna y susceptibilidad a padecer infecciones.

Para la vista, este nutriente es fundamental. Para poder ver todo el espectro de la luz, el ojo tiene que producir unos pigmentos específicos para que la retine pueda funcionar de a forma correcta. Cuando deficiencia de vitamina A, se dificulta la producción de esos pigmenos; lo que provoca una ceguera nocturna. Según explica la Academia Estadounidense de Oftafmología, el ojo necesita de esta vitamina para nutrir y lubricar otras partes como la córnea.

Los síntomas, como la pérdida de visión, debido a la deficiencia de la vitamina A empiezan siendo mínimos y por eso algunas personas no saben identificarlos. Esto empieza como un problema de adaptación para ver en la oscuridad. La Academia Estadounidense de Oftafmoogía, menciona que las personas que presentan este síntoma pueden ver bien cuando hay suficiente luz, pero no pueden hacerlo en la oscuridad. Es importante identificar estas señales, debido a que largo plazo pueden derivar en la pérdida de la visión y ceguera.

Para conocer si hay un déficit de esta vitamina se debe prestar atención a los síntomas y realizar un examen ocular. A través de esta prueba se puede diagnosticar si el paciente necesita un tratamiento para aumentar la presencia de vitamina A en su organismo.

Los tratamientos para esta deficiencia se enfocan en adquirir el nutriente a través de una alimentación balanceada y con suplementos, que tengan este componente. Aunque los suplementos con vitamina A ayudan a revertir los efectos causados en los ojos como la ceguera nocturna, la pérdida de visión, causada por la cicatrización por úlceras de córnea es irreversible, señala la Academia Estadounidense de Oftafmoogía. Por eso, la prevención y la atención temprana es importante para evitar mayores afectaciones en la salud.