Dermatitis
La dermatitis es una irritación de la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Dermatitis: los distintos remedios caseros para tratar esta enfermedad

Este padecimiento suele ser más común en los niños que en los adultos.

La dermatitis atópica es un trastorno de la barrera cutánea que puede causar enrojecimiento, comezón, descamación y, en algunos casos, formación de pequeñas ampollas llenas de líquido transparente; por lo cual puede ser crónica e intensa en algunos periodos, según detalla el instituto de investigación, Mayo Clinic.

La enfermedad se puede presentar en cualquier parte del cuerpo y en todas las edades, por lo general empieza desde que la persona es bebé y en ocasiones también aparece en la edad adulta. Aunque, hasta el momento, no se conoce una cura para la dermatitis atópica. Sin embargo, hay tratamientos médicos y remedios caseros para aliviar la picazón y prevenir nuevos brotes que afecten la piel.

  • Aceite de almendras dulces

El magacín El Mundo Deportivo, en su sección de salud y belleza, señala que el aceite de almendras posee un alto contenido en antioxidantes y ácidos grasos, como las vitaminas A y E, que le otorgan propiedades hidratantes, calmantes y emolientes a la piel

Este aceite, teniendo en cuenta sus componentes, reduce significativamente la picazón producto de la dermatitis y ayuda para que dicho órgano conserve su humectación natural, al tiempo que lo protege de agentes externos (cambios de clima).

  • Baños de avena

La avena es el cereal más completo que se conoce porque es fuente de nutrientes y múltiples vitaminas que benefician el organismo. Funciona para hidratar la piel, puntualmente para el caso de la dermatitis existen dos remedios.

Basta hervir la avena en hojuelas en un poco de agua, esperar a que esta se enfríe, colarla y lavar con ella la zona afectada. Otra posibilidad es batir las hojuelas y añadir el agua con la avena triturada a la tina a la hora del baño.

  • Agua de mar

Ayuda a calmar la irritación y también disminuye la inflamación que pueda presentarse en un área determinada, debido a que las sales minerales presenten en el mar, resulta beneficiosa para cuidar la piel atópica, según reseña el magacín El Mundo Deportivo.

Además, hay que recordar que el agua de mar es un antiséptico natural que ayuda a eliminar cualquier microorganismo patógeno que pudiera afectar a la salud de la piel.

  • Aloe vera

La también llamada sábila podría reducir el enrojecimiento, la descamación, la comezón y la inflamación provocada por la dermatitis atópica. Basta aplicar el denso gel que se obtiene al cortar una de esas hojas sobre la piel afectada para calmar los síntomas de la enfermedad.

Las propiedades antioxidantes y antimicrobianas del aloe favorecen el buen estado de la dermis en general, pero la savia de sus hojas resulta especialmente eficaz cuando existen pequeñas lesiones cutáneas.

  • Pepino

El pepino es un eficaz ‘tónico’ natural ideal para refrescar la piel de manera inmediata. Su alto contenido en agua y la presencia de vitamina C, hacen que esta hortaliza de propiedades antioxidantes ayude a mejorar el estado de la dermis.

El remedio consiste en cortar unas rodajas de pepino, envolverlas en una gasa y luego ponerlas en las zonas cutáneas más irritadas o inflamadas. Otra opción es licuar o triturar unas porciones de pepino y añadirlas a la crema hidratante que se utiliza normalmente.