Tendencias
Después de un desmayo, se aconseja acudir al médico para verificar que todo esté en orden con la persona.
Después de un desmayo, se aconseja acudir al médico para verificar que todo esté en orden con la persona. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Descompensación por glucosa; los síntomas de este padecimiento que podrían ser mortales

Es importante pedir ayuda médica en caso de que alguien pierda el conocimiento.

La glucosa es la fuente principal de energía del cuerpo humano. Cuando el organismo no tiene la cantidad suficiente no puede funcionar óptimamente. Esto puede causar una descompensación por glucosa.

“Presta atención a los primeros signos de advertencia de la hipoglucemia y trata de subir de inmediato el nivel bajo de glucosa en la sangre. Para aumentar la glucosa en la sangre rápidamente, puedes comer o beber una fuente de azúcar simple, como comprimidos de glucosa, pastillas o jugo de frutas. Informa a tus familiares y amigos sobre qué síntomas deben observar y qué hacer en caso de que no puedas tratar la afección por tu cuenta”, detalla Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

En el caso de las personas que tienen diabetes se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Palidez
  • Temblores
  • Mareos o aturdimiento
  • Sudoración
  • Hambre o náuseas
  • Latidos del corazón irregulares o acelerados
  • Dificultad para concentrarse
  • Sensación de debilidad y falta de energía (fatiga)
  • Irritabilidad o ansiedad
  • Dolor de cabeza
  • Hormigueo o entumecimiento de los labios, la lengua o las mejillas

Cuando no se inicia un tratamiento médico oportunamente puede causar los siguientes síntomas:

  • Desorientación, comportamiento inusual o ambos, como la incapacidad de completar tareas de rutina
  • Pérdida de la coordinación
  • Dificultad para hablar o habla incomprensible
  • Visión borrosa o en túnel
  • Incapacidad para comer o beber
  • Debilidad muscular
  • Somnolencia

La hipoglucemia grave puede provocar lo siguiente:

  • Convulsiones o crisis epilépticas
  • Pérdida del conocimiento
  • Muerte (poco frecuente)

En el caso de las personas que no tienen un diagnóstico de diabetes, los síntomas cuando se tienen niveles demasiado bajos de azúcar en la sangre son:

  • Visión doble o borrosa
  • Latidos cardíacos rápidos o fuertes
  • Sentirse irritable o actuar agresivo
  • Sentirse nervioso
  • Dolor de cabeza
  • Hambre
  • Convulsiones
  • Estremecimiento o temblores
  • Sudoración
  • Hormigueo o entumecimiento de la piel
  • Cansancio o debilidad
  • Sueño intranquilo
  • Pensamiento confuso

¿Qué hacer si alguien pierde el conocimiento?

Es importante saber actuar en caso de que alguien sufra una descompensación y pierda el conocimiento por niveles bajos de glucosa en la sangre. Mayo Clinic brinda algunas recomendaciones para tener en cuenta:

  • No inyectar a insulina a la persona que tiene diabetes.
  • No dar líquidos o alimentos, ya que se puede atragantar.
  • Llamar a emergencias o una ambulancia para recibir atención.

Niveles elevados de glucosa

Según explica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, cuando hay una cantidad elevada o insuficiente de glucosa en el torrente sanguíneo se pueden desarrollar enfermedades como la diabetes.

Para conocer los niveles de glucosa se debe realizar un examen de sangre. Para ello, se debe acudir a un centro médico para recibir la atención correcta. A continuación, algunos de los signos que pueden indicar que hay niveles elevados de azúcar:

  • Aumento de la sed y orinar con más frecuencia.
  • Visión borrosa
  • Cansancio.
  • Heridas que no sanan.
  • Pérdida de peso cuando no está tratando de perder peso.
  • Entumecimiento u hormigueo en los pies o las manos.

Hiperglucemia en la diabetes

La hiperglucemia es nivel elevado de glucosa en la sangre. Esta afección afecta a las personas que tienen diabetes y puede ocurrir por la alimentación, otras enfermedades o medicamentos.

Los síntomas de la hiperglucemia avanzan durante el paso del tiempo. Algunos de los síntomas que pueden presentarse incluyen:

  • Micción frecuente
  • Aumento de la sed
  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza

Cuando no se inicia un tratamiento para controlar esta afección, puede ocurrir una acumulación de cetonas en la sangre y en la orina. Mayo Clinic señala los síntomas de esto:

  • Aliento con olor a fruta
  • Náuseas y vómitos
  • Falta de aire
  • Sequedad en la boca
  • Debilidad
  • Desorientación
  • Coma
  • Dolor abdominal