salud

Día Mundial del Glaucoma: ¿cómo prevenir la enfermedad?

Si se padece la afección, es probable que se necesite tratamiento por el resto de la vida.


El glaucoma es un grupo de afecciones oculares que dañan el nervio óptico, cuya salud es vital para tener una buena vista, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

La afección es una de las principales causas de ceguera para las personas mayores de 60 años y puede producirse a cualquier edad, pero es más común en adultos mayores.

No obstante, existen otros factores de riesgo, según la entidad sin ánimo de lucro:

  • Tener presión interna ocular alta (presión intraocular).
  • Tener más de 60 años.
  • Ser afroamericano, asiático o hispano.
  • Tener antecedentes familiares de glaucoma.
  • Tener determinadas enfermedades, como diabetes, una enfermedad cardíaca, presión arterial alta o anemia drepanocítica.
  • Tener córneas delgadas en el centro.
  • Tener miopía o hipermetropía extremas.
  • Haber tenido una lesión en el ojo o ciertos tipos de cirugía ocular.
  • Tomar corticoesteroides, especialmente gotas oftálmicas, durante un largo tiempo.

Por tal razón, la entidad reveló algunos pasos que pueden ayudar a detectar el glaucoma en una etapa temprana, lo que es importante para prevenir la pérdida de la visión o para disminuir la velocidad de avance.

1. Realizarse regularmente un examen con dilatación ocular. Hacer con regularidad un examen completo del ojo puede ayudar a detectar el glaucoma en una etapa temprana, antes de que ocurra un daño significativo.

Como regla general, American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) recomienda realizarse un examen completo del ojo entre cinco y diez años si se tiene menos de 40 años, entre dos y cuatro si se tiene entre 40 y 54, entre uno y tres si se tiene entre 55 y 64, y entre uno y dos años si se tiene más de 65.

Además, si se tiene riesgo de tener glaucoma, se necesitará un análisis para la detección con mayor frecuencia. Por ello, se le debe pedir al médico que recomiende el cronograma de análisis para la detección que sea adecuado para cada persona.

Ojo - visión
Los ojos son una parte muy importante de la salud. - Foto: Getty Images

2. Conocer los antecedentes médicos oculares de la familia. El glaucoma suele heredarse. Por ello, si se tiene un riesgo mayor, se necesitará realizar un análisis para la detección con mayor frecuencia.

3. Hacer actividad física segura. La actividad física regular y moderada puede ayudar a prevenir el glaucoma, porque reduce la presión ocular. Se debe hablar con el médico sobre un programa de ejercicios adecuado. Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

4. Utilizar con regularidad gotas oftálmicas con prescripción. Las gotas oftálmicas para el glaucoma pueden reducir significativamente el riesgo de que la presión ocular alta avance hasta un glaucoma. Para que sean efectivas, se tienen que utilizar con regularidad las gotas oftálmicas prescritas por el médico, incluso si no se tienen síntomas.

5. Usar protección para los ojos. Las lesiones graves en el ojo pueden causar glaucoma. Por eso es importante colocarse protección para los ojos cuando se utilicen herramientas eléctricas o se participe en juegos con raqueta de alta velocidad en canchas cerradas.

Héctor Darío Forero, presidente de Glaucoma Colombia, dijo: “La valoración médica es un componente fundamental para obtener un mayor control sobre este padecimiento. Cada actor del sector cuenta con un papel imprescindible y su intervención oportuna garantiza que el paciente obtenga una diferencia considerable en el manejo de su enfermedad y el impacto de esta sobre su calidad de vida”.

Finalmente, la entidad reveló algunos consejos que pueden ayudar a controlar la presión ocular alta o promover la salud ocular: