vida moderna

Dieta para personas con hígado graso: alimentos que ayudan a tratarlo

El hígado es el órgano más grande dentro del cuerpo.


Según explica y menciona el portal de salud y medicina Medlineplus, el hígado es el órgano encargado de digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas. La afección más frecuente que padece este órgano es el hígado graso, que se divide en dos tipos:

  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico.
  • Enfermedad del hígado graso por alcohol, también llamada esteatosis hepática alcohólica.

El hígado graso se da cuando este órgano tiene elevadas cantidades de grasa dentro de él; sin embargo, a diferencia del hígado graso por alcohol, cuando surge este padecimiento se presenta poca o ninguna inflamación o daño en las células que los componen. La enfermedad por hígado graso afecta a cerca del 25 % de la población en el mundo. Algunas enfermedades o características en las personas pueden detonar este padecimiento:

  • Diabetes tipo 2 y prediabetes.
  • Obesidad.
  • Hepatitis C.
  • Trastornos metabólicos, incluyendo síndrome metabólico.
  • Altos niveles de lípidos (grasas) en la sangre, como colesterol y triglicéridos.
  • Presión arterial alta.
  • Personas de mediana edad o mayores (aunque los niños también pueden sufrirla).
  • Consumir ciertos medicamentos, como los corticoides y algunos fármacos contra el cáncer.
  • Pierden peso con mucha facilidad.
  • Han estado expuestos a algunas toxinas.
s
El hígado graso es una condición que se produce cuando los ácidos grasos y triglicéridos se retienen de forma excesiva en las células hepáticas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Alimentos que no se deben comer si se padece de hígado graso

El portal de salud y cuidado personal Adelgazar en Casa menciona algunas recomendaciones para los pacientes que han sido diagnosticados con dicha afección. Antes de seguir estas recomendaciones es importante contar con la aprobación de un profesional de la salud.

  • Jugos naturales, bebidas gaseosas y con un alto contenido de azúcar.
  • Alimentos procesados, industrializados o ricos en grasa.
  • Cereales para el desayuno o refinados.
  • Evitar el consumo de alimentos entre comidas.

Alimentos que pueden consumir las personas que padecen de hígado graso

  • Frutas frescas y en su estado natural. Se puede priorizar el consumo de manzana, pera, durazno y papaya.
  • Cereales como el arroz, el pan, y la pasta integral, la quinoa y la avena.
  • Proteínas bajas en grasa como los huevos, el pollo y los pescados ricos en omega-3 como el salmón.
  • Vegetales frescos como las espinacas, la lechuga, el calabacín, el tomate, la zanahoria.
  • Lácteos: leche con poca grasa como yogur, quesos y cottage descremados.

Opciones de menú para una persona con hígado graso

Desayunos:

  • Jugo de naranja con dos panes integrales tajados más queso blanco descremado.
  • Café con leche deslactosada, huevos revueltos más tres tostadas integrales junto con una manzana.
  • Yogur descremado (sin aditivos, ni conservantes) con cereal integral más un mango, durazno o pera.

Medias nueve:

  • Comerse una fruta como un durazno, una mazana, fresas, tostadas con queso descremado o galletas integrales.

Almuerzo y cena:

  • Salmón al horno con calabaza, acompáñalo de una ensalada de remolacha con zanahoria en julianas con unas cuantas gotas de limón para que tome un sabor rico y una pizca de aceite de linaza.
  • Pechuga de pollo con arroz integral, una ensalada de lechuga y unas gotas de limón. Y
  • Pechuga de pavo con un wrap integral con ensalada de tomate y zanahoria.

Onces de la tarde:

  • Gelatina sin azúcar, yogures griegos o descremados acompañado de frutas picadas y avena en hojuelas.