Alimentos saludables para el corazón
Una alimentación saludable es clave para mantener la buena salud. - Foto: Getty Images

vida moderna

Dieta para regular los triglicéridos y el colesterol alto

Tener los triglicéridos y el colesterol alto aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y cardiopatías.

Los triglicéridos y el colesterol son diferentes tipos de lípidos que circulan en la sangre: Los triglicéridos almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo y el colesterol se utiliza para construir células y ciertas hormonas, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Sin embargo, tener los triglicéridos y el colesterol alto aumenta el riesgo de sufrir accidente cerebrovascular, ataque cardíaco y cardiopatías.

Por ello, para evitar que se suban los niveles de los lípidos se puede seguir la siguiente dieta recomendada por el portal La Vida Lúcida:

1. Incorporar abundantes cantidades de alimentos ricos en fibra en la dieta, incluidos los frijoles, los vegetales, las frutas, los cereales integrales y el salvado. En general, intentar consumir 14 gramos de fibra por cada 1.000 calorías.

2. Comer dos veces a la semana pescado: La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos recomienda:

  • Los adultos deben comer por lo menos 8 onzas (226,80 g) o dos porciones de pescado rico en omega 3 a la semana. El tamaño de la porción es de 4 onzas (113,40 g) o aproximadamente el tamaño de una baraja de cartas.
  • Las mujeres embarazadas, que planean quedar embarazadas o que están amamantando deben comer hasta 12 onzas (340,20 g) de mariscos por semana de una variedad de opciones que son más bajas en contaminación por mercurio.
  • Los niños también deben comer pescado de opciones con menos mercurio una o dos veces por semana. El tamaño de la porción para niños menores de 2 años es de 1 onza (28,34 g) y aumenta con la edad.

3. Elegir productos lácteos bajos en grasa.

4. Limitar las grasas saturadas a menos del 10 % de las calorías diarias.

5. Ingerir menos de cinco gramos de sal por día.

6. Incluir al menos 400 gramos (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día.

Sobre la misma línea, otra recomendación es beber alcohol con moderación y para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres menores de 65 años.

Asimismo, los expertos recomiendan dejar de fumar, ya que:

  • A los 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo.
  • A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar.
  • Dentro de un año de haber dejado de fumar, el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca es la mitad que el de un fumador.

De igual forma, es importante realizar ejercicio y seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que sugieren por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

Además, la Organización Mundial de la Salud indicó que entre las actividades físicas más comunes se destacan caminar, montar en bicicleta o correr, y todas ellas se pueden realizar con cualquier nivel de capacidad y para disfrute de todos.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.