vida moderna

Dolor de espalda: la grave enfermedad asociada a este padecimiento

Es importante consultar a un médico en caso de que el dolor persista por más de 3 días.


El dolor de espalda es una afección muy común en las personas. Según indica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos “afecta a ocho de cada 10 personas en algún momento de sus vidas”.

Generalmente el malestar puede desaparecer en al menos tres días. En caso de que persista el dolor, es importante consultar con un médico para recibir la atención y el diagnóstico correcto, ya que en casos excepcionales (no es lo común, cabe resaltar) podría ser un síntoma de cáncer.

Se sabe que el cáncer puede ser de cualquier tipo y diseminarse hacia otros órganos (metástasis). Por ejemplo, cuando un tumor se propaga a la columna vertebral puede causar compresión de la médula espinal. “El primer síntoma de la compresión de la médula espinal es generalmente dolor de espalda y/o cuello, y a veces es intenso. También puede sentir dolor, entumecimiento o debilidad en un brazo o una pierna. A menudo, el dolor se intensifica al toser, estornudar o al hacer otros movimientos. Si usted tiene este tipo de dolor, se considera una emergencia y debe buscar ayuda de inmediato”, explica el sitio web de la Asociación Americana de Cáncer.

De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, los tumores que afectan las vértebras generalmente es porque se han diseminado. No obstante existen algunos tumores que pueden formarse en esa parte del cuerpo (osteosarcoma, condrosarcoma).

Los tumores vertebrales pueden manifestar síntomas de diferentes formas. Algunos de los síntomas que pueden incluir son:

  • Dolor en la zona del tumor debido a su crecimiento.
  • Dolor de espalda, que a menudo se transmite a otras partes del cuerpo.
  • Dolor de espalda que empeora en la noche.
  • Pérdida de sensibilidad o debilidad muscular, especialmente en los brazos o las piernas.
  • Dificultad para caminar, que a veces puede causar caídas.
  • Menor sensibilidad al frío, al calor y al dolor.
  • Pérdida de la función intestinal o vesical.
  • Parálisis, que puede ser leve o grave, y puede aparecer en diferentes áreas del cuerpo

Ir al especialista

En caso de que el dolor de espalda no mejore con el paso de los días y se presenten lo siguientes síntomas, es importante buscar ayuda de un profesional:

  • Es intenso y no mejora a pesar de el descanso.
  • El dolor se extiende a una o ambas piernas, y se prolonga debajo de la rodilla.
  • Debilidad y entumecimiento en una o ambas piernas.
  • Pérdida de peso involuntaria.

Dolor de espalda y otras afecciones

Ataque cardíaco

En algunos casos el dolor al respirar puede indicar un ataque cardíaco, de acuerdo con Medical News Today. Se deben conocer los síntomas de un infarto al miocardio para acudir a un centro inmediatamente se manifiesten.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala los síntomas de un infarto:

  • Dolor torácico (el síntoma más común).
  • Dolor en una sola parte del cuerpo o que se irradia desde el pecho a los brazos, hombro, cuello, dientes, mandíbula, área abdominal o la espalda.
  • El dolor puede presentarse de forma intensa o leve y puede sentirse como si fuera una indigestión intensa, una presión fuerte o una banda apretada alrededor del pecho.
  • El dolor suele tener una duración de más de 20 minutos.
  • Otros síntomas que también pueden presentarse durante un ataque cardíaco son: ansiedad, tos, desmayos, mareo, vértigo, náuseas y vómitos, palpitaciones fuertes, dificultad para respirar y sudoración.

Cáncer de pulmón

Según indica Medical News Today el cáncer de pulmón puede causar dolor al pecho al respirar profundamente o toser. “Si el cáncer se propaga a otros órganos, puede causar dolor óseo en la espalda o caderas. Además, un tumor en los pulmones puede presionar los nervios de la columna vertebral, afectando la respiración y causando dolor de espalda”.