vida moderna

Dolor de rodilla y articulaciones: remedios caseros con gelatina para aliviarlo

El dolor de rodilla puede aparecer por diversos motivos. En caso de ser un problema crónico o demasiado intenso, es recomendable acudir a un especialista.


El dolor de rodilla es un problema común que puede afectar a las personas en cualquier momento de sus vidas, ya sea debido a alguna lesión o como consecuencia de diversos factores.

De acuerdo con información de MedlinePlus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el dolor de rodilla puede comenzar repentinamente, en ocasiones luego de una lesión o después de haber hecho ejercicio. De igual manera, este dolor también puede iniciar levemente y empeorar con el tiempo.

Así mismo, anota que una de las causas que eleva el riesgo de sufrir problemas de rodilla es el sobrepeso. En esa línea, un uso excesivo de la articulación puede ocasionar problemas de dolor, como después de montar bicicleta por tiempo prolongado, por ejemplo. Vale mencionar que si existen antecedentes de artritis, esta enfermedad también podría ocasionar dolor en las rodillas.

El dolor de rodilla, como en cualquier otra articulación, se torna molesto para las personas, afectando directamente su rendimiento y capacidad física. Según el portal Mejor con Salud, este tipo de dolores puede indicar una disminución considerable en los niveles de colágeno, una proteína que constituye la base principal del tejido del cartílago, los huesos y los tendones.

Por supuesto, si se trata de dolores que se presentan frecuentemente y con una intensidad importante, lo más recomendable es acudir a un especialista médico para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado. Sin embargo, la medicina tradicional también tiene algunas opciones para aliviar el dolor articular.

¿Gelatina para aliviar el dolor de rodilla?

La gelatina es un alimento común en las familias, usado para preparar bebidas o postres, aunque también presenta algunas aplicaciones en tratamientos de salud y belleza.

De acuerdo con Mejor con Salud, desde el punto de vista nutricional la gelatina aporta proteínas, las cuales se derivan del procesamiento del colágeno animal. En ese sentido, algunas personas incorporan este alimento para beneficiar su salud articular, ya que contiene nutrientes que, supuestamente, restauran y protegen los tejidos conectivos.

Algunas propiedades de la gelatina son relacionadas con fines terapéuticos, ya que contribuyen a sintetizar el colágeno en el cuerpo, por lo que es utilizada en tratamientos para las afecciones del tejido conjuntivo. Los nutrientes de la gelatina también contribuyen a disminuir la inflamación y reparar el cartílago que se va desgastando naturalmente.

Además, se cree que la gelatina aplicada como tratamiento proporciona elasticidad y fuerza a los tendones y ligamentos para evitar las lesiones. No obstante, no existen evidencias científicas suficientes que avalen los supuestos beneficios de la gelatina para cuidar la salud articular.

Según detalla el portal citado, tradicionalmente se sugiere el consumo de 10 gramos de gelatina al día para aprovechar sus beneficios. Esta cantidad puede obtenerse mediante la ingesta de postres, batidos u otras presentaciones. Sin embargo, aunque anota que se considera que la gelatina contiene propiedades beneficiosas, “los estudios utilizados han sido financiados por entidades que comercializan suplementos de este tipo, por lo que no existen evidencias científicas para determinar su falta de peligro si se ingiere diariamente. Tampoco se ha comprobado una relación directa con el alivio de los síntomas de enfermedades como la artrosis”, puntualiza Mejor con Salud.

Gelatina y agua fría

Es tratamiento más conocido para cuidar la salud articular mediante el aprovechamiento de gelatina.

Ingredientes:

  • Media cucharada de gelatina sin sabor (5 gramos).
  • Medio vaso de agua helada (100 ml).
  • Medio vaso de agua tibia (100 ml).

Preparación:

  • Verter la gelatina en el agua helada y dejarla reposar durante una noche.
  • Al día siguiente, agregar el agua tibia y ponerla a calentar al baño de María.
  • Una vez se haya disuelto por completo la mezcla, se retira y se consume.

Este remedio alternativo se puede ingerir todos los días en ayunas, mínimo media hora antes del desayuno. Además, se puede combinar con jugo de naranja natural para obtener un mejor sabor y más capacidad de absorción. Sin embargo, antes de intentar cualquier tratamiento de medicina tradicional, es recomendable consultar con un especialista.