Tendencias
La escogencia de los alimentos es clave para mantener la buena salud.
La escogencia de los alimentos es clave para mantener la buena salud. - Foto: Getty Images

vida moderna

El alimento para regenerar el cartílago desgastado y producir colágeno natural

Una dieta saludable y un programa de ejercicios pueden ayudar a mantener el buen estado de salud de una persona.

El cartílago es el tejido firme, pero flexible, que cubre los extremos de los huesos en una articulación, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

También explicó que da forma y apoyo a otras partes del cuerpo, como las orejas, la nariz y la tráquea.

Asimismo, el cartílago sano ayuda al movimiento, permitiendo que los huesos se deslicen por encima de los otros y adicionalmente protege los huesos, impidiendo que se froten entre sí, pero el cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento.

También puede conducir a daños articulares y deformidad. Entre las causas de problemas en los cartílagos se encuentran:

  • Rupturas y lesiones, como en las lesiones causadas por los deportes.
  • Factores genéticos.
  • Otras enfermedades, como algunos tipos de artritis.

Por su parte, el colágeno es la proteína más abundante del cuerpo y uno de los principales componentes de articulaciones, huesos, músculos, encías, dientes y piel que, además, resulta imprescindible para los músculos y los órganos, de acuerdo con el Grupo Sanitas de España.

Así las cosas, el portal Mejor con Salud reveló que hay alimentos que ayudan a reparar los cartílagos y aumentan el colágeno, como los que tienen un alto contenido de vitamina C; la mejor fuente alimenticia de vitamina C son las frutas y verduras sin cocinar o crudas y las frutas que tienen las mayores fuentes de vitamina C son, entre otras:

  • Melón cantalupo.
  • Frutas y jugos de cítricos, como las naranjas y toronjas (pomelos).
  • Kiwi.
  • Mango.
  • Papaya.
  • Piña.
  • Fresas, frambuesas, moras y arándanos.
  • Sandía o melón.

Las verduras que son las mayores fuentes de vitamina C incluyen:

  • Brócoli, coles de Bruselas y coliflor.
  • Pimientos rojos y verdes.
  • Espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja.
  • Papa o patata blanca y la dulce (camote).
  • Tomates y su jugo.
  • Calabaza.

De hecho, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, reveló que el cuerpo no puede producir la vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria. Sin embargo, no se recomiendan cantidades superiores a 2.000 mg/día.

Adicional, los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) indicaron que la cantidad de vitamina C que se necesita por día depende de la edad y el sexo, pero en general las recomendaciones son:

  • Bebés hasta los 6 meses de edad: 40 mg
  • Bebés de 7 a 12 meses de edad: 50 mg
  • Niños de 1 a 3 años: 15 mg
  • Niños de 4 a 8 años: 25 mg
  • Niños de 9 a 13 años: 45 mg
  • Adolescentes (varones) de 14 a 18 años: 75 mg
  • Adolescentes (niñas) de 14 a 18 años: 65 mg
  • Adultos (hombres): 90 mg
  • Adultos (mujeres): 75 mg
  • Adolescentes embarazadas: 80 mg
  • Mujeres embarazadas: 85 mg
  • Adolescentes en período de lactancia: 115 mg
  • Mujeres en período de lactancia: 120 mg

Sin embargo, el instituto señaló que si la persona fuma, debe añadir 35 mg a los valores arriba indicados.

De otro lado, otros alimentos que se recomiendan para mejorar la producción del colágeno son el pescado, los huevos, verduras y carnes rojas, al igual que otros que contengan omega 3.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona. Las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.