Expertos aconsejan llevar una dieta baja en sal y tomar líquidos para prevenir los cálculos renales. Foto: Getty images.
Expulsar los cálculos renales puede ser bastante doloroso. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

salud

El jugo natural para eliminar cálculos renales y combatir la gastritis

Es rico en fibra y tiene propiedades diuréticas por lo que evita la retención de líquidos.

Los cálculos renales o piedras en los riñones son una masa sólida que se forma en estos órganos cuando los minerales o sales ácidas que contiene la orina se cristalizan.

Se trata de un padecimiento común. Datos de la Asociación Española de Urología (AEU) indican que una de cada diez personas sufrirá un cálculo renal en algún momento de su vida.

“Normalmente, la incidencia aumenta después de los 20 años y es máxima entre los 40 y los 60, especialmente en los hombres. En las mujeres, también se produce un segundo pico a partir de los 60 años”, precisa el portal Cinfasalud.

Información del sitio web Healthline, asegura que normalmente los cálculos renales se forman cuando los minerales se acumulan en la orina y si el cuerpo no está hidratado, se facilita su desarrollo. Por esta razón, una de las principales técnicas para evitar que se formen estas piedras es beber mucho líquido, ya que no solo ayuda a eliminar las toxinas, sino que también es una buena forma de expulsarlas a través del tracto urinario.

Una de las bebidas que ayuda en el proceso de limpieza de los riñones y a eliminar los cálculos renales es el jugo de zanahoria. Según el portal Adelgazar en casa, esta hortaliza contiene importantes cantidades de agua por lo que no solo evita la retención de líquidos, sino también los problemas renales.

“Una taza de zumo de zanahorias en ayunas puede desintegrar cálculos en los riñones y facilitar su expulsión”, asegura este sitio web.

La zanahoria tiene efectos antioxidantes.
El jugo de zanahoria ofrece propiedades diuréticas que ayudan a evitar la retención de líquidos. - Foto: Getty Images

Otro artículo publicado en Mejor con Salud, escrito por Valeria Sabater, indica que las zanahorias contienen una alta concentración de pectina, un tipo de fibra soluble que es diurético y aumenta la producción de orina, facilitando la expulsión de desechos.

La pectina también disminuye los niveles de creatinina, un marcador que es importante para revelar cuáles son las condiciones de la función renal. “Cuando la creatinina se eleva aparece la insuficiencia renal”, precisa Mejor con Salud.

De igual forma, esta hortaliza es favorable para la gastritis gracias a su aporte de fibra y antioxidantes que promueven la salud digestiva. Esta enfermedad es una condición que afecta el recubrimiento del estómago de una persona, lo que hace que se inflame.

Si bien se puede consumir solo el jugo de zanahoria, preferiblemente en las mañanas, también se puede mezclar con espinacas y apio, vegetales que son ricos en fibra. Para elaborar esta bebida, según Mejor con Salud, se requiere de seis zanahorias, dos tallos de apio y tres hojas de espinacas. Se desinfectan las verduras con suficiente agua, se pican y se mezclan en la licuadora y ya estará listo para consumirla. Si la persona lo desea puede endulzarla con miel.

Otros remedios caseros para los cálculos

El zumo de limón también puede utilizarse para disolver los cálculos renales. Según Healthline, estos frutos contienen citrato, un compuesto que ayuda a descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento. “Dos vasos de cinco onzas, el primero con el estómago vacío a primera hora de la mañana y otro unas pocas horas antes de la cena, pueden ayudar a deshacer los cálculos más pequeños”, precisa.

Lo recomendable es utilizar estos zumos naturales o examinar las etiquetas detenidamente al comprarlos, debido a que productos etiquetados como tal contienen pequeñas cantidades de extracto de limón puro y altas cantidades de edulcorantes, lo que puede causar un efecto contrario. Lo mejor es exprimir los limones frescos en casa.

Otro remedio casero es el consumo de albahaca. Esta planta contiene compuestos que estabilizan los niveles de ácido úrico, lo que dificulta la formación de cálculos renales. Además, contiene ácido acético, un químico que disuelve los cálculos. Una cucharadita de extracto de albahaca o jugo puro al día ayudaría a prevenir y tratar esta afección, concluye la citada fuente.