Tendencias
Temperatura
Las principales ventajas del fenogreco provienen directamente de sus semillas y el polvo que se obtiene de estas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

El té para bajar la fiebre de manera natural: así se prepara

Algunos de los síntomas de la fiebre pueden ser sudoración, escalofríos y dolor de cabeza.

La fiebre es el aumento en la temperatura corporal, un incremento que funciona como una respuesta del sistema inmunológico ante, por ejemplo, una infección que esté presente en el organismo. Normalmente, no debería generar preocupación y se puede controlar en casa.

Sin embargo, existen unos parámetros que sirven para identificar la presencia de fiebre en el cuerpo; el portal experto en temas de salud explica las unidades que se utilizan para identificar este incremento de temperatura corporal y el sitio web de la Clínica Mayo explica dichos límites.

La temperatura promedio se ha establecido tradicionalmente en los 98,6 grados Fahrenheit (37 grados Celsius). Por lo general, se entiende que una persona tiene fiebre si, al tomarle la temperatura con un termómetro oral, la temperatura en la boca es de 100 grados Fahrenheit (37,8 grados Celsius) o más”, explica.

Además, señala que algunos de los síntomas de fiebre que suelen ser identificados con facilidad pueden ser sudoración, escalofríos y temblores, dolor de cabeza, dolores musculares, pérdida de apetito, y debilidad general.

La fiebre o escalofríos puede ser un síntoma de leucemia. Foto: Getty Images.
La fiebre o escalofríos puede ser un síntoma de leucemia. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Cuando se presenta fiebre, la naturaleza también ofrece algunas alternativas para controlarla, pero la recomendación es recibir asistencia médica, siendo esta la primera opción. El fenogreco puede ser un gran aliado cuando de controlar la temperatura corporal se trata.

Las principales ventajas del fenogreco provienen directamente de sus semillas y el polvo que se obtiene de estas, las cuales tienen propiedades positivas que favorecen principalmente la salud de las mujeres. Entre los beneficios más comunes de esta planta están la pérdida de peso y el control de diversas condiciones hormonales.

Esta planta, que proviene del sur de Europa y de Asia, y que contiene vitaminas A, C y B-9, puede ser ingerida como té, por medio de cápsulas o aplicada a nivel tópico mediante cataplasmas. Según el portal Psicología y Mente, el fenogreco en té tiene propiedades para el cuerpo, en especial para controlar las altas temperaturas producidas por la fiebre.

“El té de fenogreco o infusión de fenogreco aporta muchos beneficios para el organismo; reduce los sofocos y los síntomas menopáusicos; aumenta la libido; es rico en los minerales y las vitaminas, y otros compuestos similares al estrógeno, y puede ayudar a reducir la fiebre”, explica.

Fenogreco
Fenogreco - Foto: Getty Images/iStockphoto

Además, tiene un efecto extra para el sistema digestivo gracias al contenido de fibra que poseen estas semillas, según el portal digital Tua Saúde.

“Por ser rico en fibras, las semillas de fenogreco ayudan a mejorar la función del sistema digestivo, contribuyendo a una buena digestión y al ablandamiento de las heces, lo que ayuda en el estreñimiento”, asegura.

Además, comparte una sencilla receta para preparar en casa el té a base de las semillas de fenogreco.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de semillas de fenogreco.
  • Una taza de agua.

Preparación

  • Agregar dos cucharaditas de semillas de fenogreco en una taza de agua fría.
  • Dejar reposar por 3 horas.
  • Hervir los ingredientes.
  • Colar la infusión con le objetivo de separar las semillas del agua.

La recomendación de los expertos es consumir este té mientras esté tibio; en cuanto a la frecuencia de consumo, lo ideal sería beber máximo tres veces al día. No se debe exceder en su consumo, ya que se podrían presentar síntomas como diarrea o incremento de flatulencias.

Según Psicología y Mente, otra recomendación para reducir la fiebre es el consumo abundante de agua debido a que el organismo tiende a deshidratarse cuando combate una infección. Este consejo toma más importancia cuando la persona afectada sufre de diarrea o de vómitos, acompañada del aumento en la temperatura corporal.