Los pies inflamados
Utilizar diariamente el mismo par de zapatos puede provocar lesiones. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Esta es la razón por la que no se debería utilizar los mismos zapatos dos días seguidos

De acuerdo con National Institutes of Health, usar el mismo par de zapatos días seguidos es la principal causa de enfermedades como la del pie de atleta.

Por lo general, muchas personas suelen usar un par de zapatos durante dos o tres días seguidos, ya sea por comodidad o gusto; sin embargo, esta práctica no es saludable para los pies por cuestiones de higiene y porque puede ocasionar enfermedades que podrían impactar de manera negativa el organismo.

De acuerdo con el National Institutes of Health (NIH), usar el mismo par de zapatos días seguidos es la principal causa de enfermedades como el pie de atleta, que es una infección causada por los hongos que afectan el área de los dedos. De acuerdo con MedlinePlus, los principales síntomas de esta afección son la picazón, ardor y piel quebradiza y escamosa entre los dedos de los pies.

A su vez, utilizar diariamente el mismo par de zapatos también puede provocar lesiones. Por ejemplo, si se utiliza un par de tenis para hacer ejercicio, puede llegar a aumentar el riesgo de una lesión, porque con el paso del tiempo el material de este tipo de zapatos tiende a deformarse más rápido.

Ahora bien, también existen determinados tipos de calzado que provocan dolor de pies, si se abusa de ellos. Un claro ejemplo de ello son los zapatos de tacón o las chanclas, pues pueden llegar a ocasionar dolores y patologías como fascitis plantar, esguinces, callosidades, etc. Además, si se acostumbra diariamente a los pies a unas determinadas características de calzado, cuando se utilice otro modelo ocasionará mayor molestia.

El 39 % de las mujeres usan diariamente tacones, pero la mayoría de ellas tienen esta práctica habitual, por lo que se puede sufrir de juanetes o artritis en los dedos de los pies.

Pies y manos hinchadas
De acuerdo con National Institutes of Health, usar el mismo par de zapatos días seguidos es la principal causa de enfermedades como el pie de atleta. - Foto: Getty Images

Otras de las razones de no usar el mismo calzado dos veces son las épocas del año. Expertos recomiendan que en época de invierno se debe llevar un calzado con suela de mayor grosor para evitar que pase el frío; este, a su vez, debe ser antideslizante para prevenir caídas por las lluvias. Y en época de verano, hacer uso de calzado abierto para que los pies respiren y no se generen infecciones bacterianas.

Consejos para evitar infecciones en los pies por el calzado

  • Varios expertos recomiendan combinar el calzado y dejarlo descansar por lo menos un día, para que se airee y no se deforme.
  • Si se practica algún deporte, es importante usar un calzado adecuado para la actividad física.
  • Lavar frecuentemente los zapatos para evitar el mal olor y la aparición de hongos en los pies.

Así mismo, no solamente es relevante alternar el uso de los zapatos para mantener una buena higiene en los pies, sino que también existen puntos clave que se pueden hacer desde casa y que ayudan a combatir todo tipo de afección.

  • Todos los días es relevante revisar que los pies no tengan ampollas, moretones o uñas encarnadas, ya que esto podría ocasionar fuertes olores e incapacidad al caminar.
  • Al momento de salir de la ducha, es esencial limpiar y secar muy bien los pies, en especial la zona entre los dedos.
  • Se recomienda aplicar una crema hidratante para evitar resequedad en la piel. Las cremas deben aplicarse en la planta del pie y sobre el pie, pero no entre los dedos. El espacio entre los dedos debe estar lo más seco posible para prevenir infecciones.
  • Si tiene callos, se puede usar una piedra pómez sobre la piel húmeda y frotarla en una sola dirección. Esto únicamente se puede hacer si existe el aval de un profesional.
  • Evite caminar descalzo, ya que esto puede ocasionar juanetes.
  • Es fundamental mantener una buena circulación en los pies, por lo que se debe evitar cruzar las piernas por períodos muy prolongados.