Hombre que sostiene una cerveza y un teléfono móvil, en Ámsterdam (Países Bajos)
Se debe consultar con un médico el consumo de cerveza, si se tiene diabetes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Esto le pasa al cuerpo si una persona con diabetes toma cerveza

Se debe tener mucho cuidado con este tipo de bebidas.

Al momento de recibir un diagnóstico de diabetes es importante seguir las recomendaciones médicas para evitar complicaciones de salud. “La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores”, explica la Organización Mundial de la Salud.

Cada persona tiene una condición de salud diferente. Por eso, lo recomendable es consultar al doctor que lleva el tratamiento de diabetes y que sea él quien brinde la asesoría profesional sobre si es o no saludable tomar cerveza. Así lo explica la Asociación Americana de Diabetes:

“Beber es individualizado y no existe una regla universal sobre cómo hacerlo de manera segura cuando se vive con diabetes. Hable con su médico acerca de sus hábitos de consumo de alcohol y él puede brindarle consejos y trucos sobre cómo beber de una manera que funcione para usted”.

No obstante, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, indica en su portal algunos de los efectos que puede sufrir el organismo de una persona diabética al tomar alcohol.

“Las bebidas alcohólicas como la cerveza y las bebidas mezcladas azucaradas son ricas en carbohidratos, lo que puede causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre”.

Asimismo, existen otros riesgos al tomar bebidas alcohólicas para las personas que tiene un diagnóstico de diabetes:

  • El alcohol se caracteriza por tener un contenido alto de calorías. Esto contribuye al incremento de peso, un factor que dificulta el control de la diabetes.
  • Las calorías del alcohol se almacenan en el hígado como grasa, haciendo que las células se vuelvan más resistentes a la insulina. Esto puede causar un incremento de los niveles de sangre.
  • Al estar embriagado las personas que están cerca puede que no identifiquen los niveles bajos de glucosa, debido a que pueden pensar que es a causa del alcohol.

¿Cómo evitar complicaciones de diabetes, según los expertos?

Alimentación

Una dieta balanceada es fundamental para el bienestar integral del organismo y, en especial, para los pacientes diabéticos. Además de conocer cuáles son los alimentos que se deben evitar, es importante conocer las cantidades y combinaciones saludables. Para conocer la alimentación adecuada, según sea el caso de cada persona, se recomienda recibir asesoría de un nutricionista. Igualmente, Mayo Clinic brinda algunas recomendaciones:

  • Aprender a contar los carbohidratos, que suelen ser los productos que más influyen en los niveles de glucosa en la sangre. Usar tazas medidoras o balanzas para garantizar las porciones saludables.
  • Evitar el consumo de bebidas endulzadas con azúcar.
  • Coordinar las comidas y los horarios de los medicamentos.

Medicamentos

En algunos pacientes, la actividad física y la alimentación no son suficientes, por lo que el médico puede recetar algunos medicamentos, incluyendo la insulina. Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, explica que para el uso de esta se debe tener en cuenta el almacenamiento correcto y la fecha de caducidad, ya que puede afectar su eficiencia. Asimismo, se deben observar las reacciones del cuerpo a la insulina para verificar que no haya una disminución exagerada de glucosa en la sangre.

Ejercicio

La actividad física es un factor fundamental para el tratamiento de la diabetes. El Ministerio de Salud de Colombia explica que antes de iniciar el entrenamiento o practicar un deporte se recomienda hacer una glucometría para conocer si es necesario el consumo de un alimento o no antes de ejercitarse.

Es importante incorporar el ejercicio al estilo de vida, especialmente los pacientes diabéticos. Para quienes no están acostumbrados a realizar actividad física se aconseja iniciar gradualmente. Inicialmente con 10 minutos diarios, como caminar; luego, incrementar la duración y la frecuencia en la semana.