salud

Estos son los alimentos más sanos del mundo, según Harvard

Una alimentación balanceada y saludable debe tener proteínas, grasas, carbohidratos y todos los nutrientes que el cuerpo necesita.


Una alimentación saludable es aquella que proporciona los nutrientes que el cuerpo necesita para mantener el buen funcionamiento del organismo, conservar o restablecer la salud, minimizar el riesgo de enfermedades, garantizar la reproducción, gestación, lactancia, desarrollo y crecimiento adecuado, según el Ministerio de Salud.

Para lograrlo, es necesario el consumo diario de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, leche, carnes, aves y pescado y aceite vegetal en cantidades adecuadas y variadas, pero es importante consultar a un experto para que guíe el proceso, pues, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios.

No obstante, la profesora en Escuela de Salud Pública de Harvard, Teresa Fung, reveló los cinco alimentos más sanos del mundo por su alto contenido nutricional:

1. Coles de Bruselas o repollos de Bruselas, ya que tienen un alto contenido de antioxidantes, vitamina C, vitamina K, vitamina A, potasio y ácido fólico, entre otros y pueden incluirse en muchas comidas.

2. Salmón, pues tiene gran cantidad de proteína y omega-3. “Las personas que consumen pescado y otros mariscos corren un menor riesgo de presentar varias enfermedades crónicas”, según el Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés).

3. Arándanos, por ser ricos en antioxidantes, por tener varias vitaminas y por tener la capacidad de generar saciedad.

4. Nueces, porque tienen antioxidantes, minerales como el sodio, potasio, fósforo, hierro, zinc, magnesio, calcio y Vitaminas B y E. Además, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y son antiinflamatorias.

5. Yogur natural, ya que es una buena fuente de vitaminas del grupo B y A y una excelente fuente de minerales como el calcio, fósforo, magnesio y zinc, según la Fundación Española del Corazaón.

Dieta saludable, ¿en qué consiste?

Sobre la misma línea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que una dieta sana incluye lo siguiente:

  • Al menos, 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, excepto papas, batatas, mandioca y otros tubérculos feculentos.
  • Menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, que equivale a 50 gramos (o unas 12 cucharaditas rasas) en el caso de una persona con un peso corporal saludable que consuma aproximadamente 2,000 calorías al día, aunque para obtener beneficios de salud adicionales lo ideal sería un consumo inferior al 5 % de la ingesta calórica total. Los azúcares libres son todos aquellos que los fabricantes, cocineros o consumidores añaden a los alimentos o las bebidas, así como los azúcares naturalmente presentes en la miel, los jarabes y los zumos y concentrados de frutas.
  • Menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas. Las grasas no saturadas (presentes en pescados, aguacates, frutos secos y en los aceites de girasol, soja, canola y oliva) son preferibles a las grasas saturadas (presentes en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la nata, el queso, la mantequilla clarificada y la manteca de cerdo), y las grasas trans de todos los tipos, en particular las producidas industrialmente (presentes en pizzas congeladas, tartas, galletas, pasteles, obleas, aceites de cocina y pastas untables), y grasas trans de rumiantes (presentes en la carne y los productos lácteos de rumiantes tales como vacas, ovejas, cabras y camellos). La OMS sugirió reducir la ingesta de grasas saturadas a menos del 10 % de la ingesta total de calorías, y la de grasas trans a menos del 1 %. En particular, las grasas trans producidas industrialmente no forman parte de una dieta saludable y se deberían evitar.