Tendencias
Frutos secos
Los frutos secos contienen propiedades antioxidantes; y mucha vitamina E. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estos son los alimentos que se deben comer para prolongar la esperanza de vida

El pescado y los frutos secos son alimentos que tienen omega-3 que le aportan nutrientes al organismo.

Tener una dieta saludable es favorable para el cuerpo porque le brinda minerales y vitaminas que lo fortalecen y ayudan a cumplir sus funciones de manera óptima.

Por esto, se recomienda consultar con un nutricionista para revisar los hábitos saludables que se tienen y, si es el caso, cambiar rutinas y alimentos, que pueden provocar enfermedades cardíacas. Así los señala la Organización Mundial para la Salud (OMS), que explica que el consumo de grasa trans es uno de los causantes de estas afecciones que terminan en muerte.

“Se estima que el consumo de grasas trans de producción industrial provoca unas 500.000 muertes anuales por cardiopatías coronarias”, explica en su portal web la entidad internacional.

Los alimentos que contribuyen a la salud del cuerpo

Entre tanto, en un artículo escrito por Lorena González y publicado por Mejor con Salud, se indica que una buena alimentación debe ir a acompañada de actividad física para preservar la salud del cuerpo.

Por esto, menciona las carnes, las frutas y las verduras que pueden ayudar a alargar la esperanza de vida, entre los que se encuentran:

  • Los cereales integrales son fuente de fibra, por lo que contribuyen a la salud del cuerpo. Cabe aclarar que existen cereales que son procesados que no se asemejan a los ya descritos, por lo que se aconseja no incluirlos estos últimos, en un plan alimenticio.

En su texto, el portal indica que el consumo de estos alimentos puede ayudar a disminuir las probabilidades de aparición de diabetes, que se entiende como aquella enfermedad en la que la producción de insulina es inactiva, y las células resisten a esta hormona. Así mismo, se pueden reducir los niveles de colesterol LDL previniendo enfermedades cardíacas.

Vista superior de cuatro tipos diferentes de proteína animal como un filete de ternera cruda, una pechuga de pollo cruda, un filete de salmón crudo y un filete de cerdo crudo en una bandeja de piedra. La bandeja de piedra está en el centro de la imagen y está rodeada de condimentos, especias y verduras.
El pescado es un alimento rico en omega-3. - Foto: Getty Images

Pero no todas las frutas, por ejemplo, son beneficiosas para la salud, puesto que alimentos como el mango tienen fructosa y algunas personas son intolerantes a ella. Por esto, se recomienda consultar con un nutricionista antes de su consumo y verificar los efectos que tiene.

  • No podrán faltar los frutos secos como las almendras porque son alimentos que no están procesados, pero están compuestos de proteínas y vitaminas, esas que en muchos casos son ausentes en el organismo. Al igual que los pescados, estos granos son ricos en omega-3 óptimos para prolongar la vida de una persona.
Alimentos ricos en fibra son recomendados para una buena salud intestinal. Foto: Getty Images. Montaje SEMANA.
Alimentos ricos en fibra son recomendados para una buena salud intestinal. Foto: Getty Images. Montaje SEMANA. - Foto: Foto: Getty Images. Montaje SEMANA.

Otros hábitos para alargar la esperanza de vida de una persona

Aunque los alimentos son indispensables, para este fin, como se mencionó anteriormente, las actividades físicas también ayudan a tener un cuerpo saludable y prevenir enfermedades.

A lo anterior se suma cumplir con un horario establecido para dormir, si es posible, con 7 a 8 horas de sueño, ya que esta actividad ayuda a restaurar el cuerpo y el cerebro de las experiencias que se vivieron durante el día.

Por último, se aconseja alejarse del estrés y sus síntomas, puesto que no solo perjudican la salud del organismo, sino la salud mental, influyendo en los comportamientos y pensamientos de una persona, siendo los cambios de humor uno de sus signos principales.

Es entonces, que tener espacios para socializar con la familia y los amigos; meditar o llevar a cabo técnicas que tengan como objetivo una respiración profunda, reducen el estrés. Si es el caso, se aconseja pedir ayuda de un terapeuta.