vida moderna

Fortalecer los músculos: ¿cómo lograrlo rápidamente con zanahorias?

Este vegetal aporta 0,93 gramos de proteínas por cada 100 gramos.


La tensión muscular es uno de los problemas más comunes que sufre la población. Si bien la sobrecarga laboral, el ejercicio en exceso, además de otros factores que generan un estés prolongado en el tiempo, hacen que que los músculos lo noten y se resienten.

El dolor muscular también puede involucrar ligamentos, tendones y fascia. Las fascias son los tejidos blandos que conectan los músculos, huesos y órganos.

Sin embargo, los expertos indican que la zona más crítica es el triángulo que abarca del cuello hasta los hombros, ahí donde las fibras medias del trapecio quedan afectadas no solo por la tensión de las malas posturas, sino también por los problemas emocionales, según el portal Mejor con Salud.

“Hace un tiempo pensábamos que el estrés era una condición emocional y las consecuencias y el manejo de esta se hacían únicamente desde un enfoque psicológico. Actualmente, sabemos que las secuelas de los estados estresantes continuados no se limitan al plano emocional, sino que también se producen a nivel físico”, cuenta Montserrat Ruiz-Olivares, secretaria general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Getty Images
Los expertos indican que la zona más crítica es el triángulo que abarca del cuello hasta los hombros, - Foto: Getty Images

La experta también señala que es bastante normal que, después de una temporada dura de trabajo o con problemas personales, acaben apareciendo dolores y tensión muscular.

“La tensión muscular -esa contracción continua de uno o más músculos- frente a una situación estresante es una respuesta natural del organismo ante un peligro o amenaza; junto a ella nos podemos encontrar otras señales como, el aumento de la frecuencia cardíaca, la dilatación de las pupilas, una sudoración excesiva, un acortamiento de la respiración”, indica Ruiz-Olivares.

Zanahoria para los músculos

Ahora bien, la zanahoria es un vegetal rico en proteínas que ayuda a fortalecer los músculos. Es un aliado ideal cuando las personas sufren de distensiones, calambres o tensión al final del día localizada entre el cuello y los hombros, los músculos y los nervios que generalmente se encuentran inflamados y debilitados.

Propiedades de la zanahoria

  • Las proteínas de las zanahorias son ricas en aminoácidos como el ácido aspártico, el ácido glutámico, la arginina o el triptófano. Son elementos muy potentes tanto como para relajar los músculos como para nutrirlos, según estudios.
  • La zanahoria aporta 0,93 gramos de proteínas por cada 100 gramos. Este tipo de proteínas presentes en las zanahorias contribuyen en la construcción de tejidos como la masa muscular.
  • Siguiendo la misma investigación citada anteriormente, la zanahoria no solo es buena para la vista. También aporta provitamina A, la cual ayudará a reparar las células dañadas del organismo a causa del estrés o por efecto de los radicales libres.
  • Pero además aporta vitaminas C y E, de efecto antioxidante, así como vitamina B9 o ácido fólico: una ración de 100 gramos cubre el 110 % de la vitamina A necesaria al día, el 13 % de la C, el 5 % de la E y el 10 % del ácido fólico, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Zumo de zanahoria para relajar los músculos

Es recomendable verificar su ingesta con un nutricionista, quien podrá garantizar los beneficios de los ingredientes y, a su vez, adecuarla todavía más las necesidades particulares.

Ingredientes

  • Dos zanahorias grandes.
  • Una rama de apio.
  • Un vaso de agua.

Preparación

  • Lo primero será limpiar bien los vegetales. Para esto, se puede utilizar un cepillo especial con el que se pueden eliminar restos de tierra o pesticidas.
  • Una vez listos, proceder a cortar tanto las zanahorias como el apio en trozos más pequeños para facilitar el licuado.
  • Luego, en la batidora incluir todos los ingredientes, para después batir durante unos minutos y conseguir una bebida homogénea. Añadir el vaso de agua para que no quede tan espeso y sea más agradable a la hora de tomarlo.
  • Lo más recomendado es consumirlo cada mañana. No obstante, no hay evidencia científica que respalde esta sugerencia.