Getty Creativo
El cerebro es como una computadora que controla las funciones del organismo. - Foto: Getty Images

vida moderna

Harvard revela nueve consejos para mantener el cerebro joven

El cerebro es el centro de control del cuerpo.

El cerebro se encarga de combinar la información sensorial de los ojos, oídos y músculos para ayudar a coordinar el movimiento, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que el cerebro controla los pensamientos, la memoria, el habla y regula la función de muchos órganos.

De hecho, cuando el cerebro está sano, funciona de forma rápida y automática. Sin embargo, cuando ocurren problemas, los resultados pueden ser devastadores.

Por tal razón, el portal 65 y Más reveló los consejos dados por Harvard para mantener el cerebro joven:

1. Estimulación mental: hacer crucigramas, tomar diferentes caminos cuando se conduzca, aprender a tocar un instrumento musical, entre otros, estimulan la mente y ayudan a mantener el cerebro en forma. Otra recomendación es efectuarse preguntas cuyas respuestas se deban investigar como, por ejemplo, cuál es la capital de un país, cuánto viven las hormigas, cuál fue la primera canción de un artista, entre otras.

2. Hacer ejercicio físico: La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

3: Tener una buena alimentación y preferiblemente seguir una dieta saludable como la mediterránea que está basada en:

  • Comidas a base de vegetales, con solo pequeñas cantidades de carne de res y pollo.
  • Más porciones de granos enteros, frutas y verduras frescas, nueces y legumbres.
  • Alimentos que en forma natural contengan cantidades altas de fibra.
  • Mucho pescado y otros mariscos en lugar.
  • Aceite de oliva como la fuente principal de grasa empleada para preparar los alimentos. Este aceite es una grasa saludable y monoinsaturada.
  • Alimentos que se preparan y sazonan de manera simple, sin salsas ni jugos de la carne.

No obstante, es importante aclarar que una dieta saludable debe incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.

4. Mejorar los niveles de azúcar, presión arterial y colesterol.

5. Controlar el consumo de aspirina: es mejor evitar tomar medicamentos innecesarios, no automedicarse y no combinar medicamentos sin la asesoría de un médico.

6. Evitar el tabaco y reducir el consumo de alcohol y hacerlo con moderación: El humo del tabaco contiene más de 60 sustancias químicas conocidas que causan cáncer y miles de otras sustancias nocivas. Respecto al alcohol, beber con moderación significa una copa por día, para las mujeres, de todas las edades, y para los hombres, mayores de 65 años. Y hasta dos copas por día, para los hombres menores de 65 años.

7. Cuidar las emociones: La depresión, la falta de sueño u otros trastornos, pueden afectar el funcionamiento del cerebro.

8. Proteger la cabeza de lesiones: Una lesión de la cabeza ocurre como resultado de un trauma en el cuero cabelludo, el cráneo o el cerebro.

9. Fomentar las relaciones sociales: Esto previene la depresión y el estrés, que pueden contribuir a la pérdida de la memoria.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.