vida moderna

Hígado: ¿cómo depurarlo de forma natural?

El hígado se ubica en la parte superior derecha del abdomen, debajo del diafragma y encima del estómago.


El hígado es el órgano más grande dentro del cuerpo y ayuda a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Los problemas hepáticos pueden ser causados por una variedad de factores que dañan el hígado, como los virus, el consumo de alcohol y la obesidad.

Además, existen muchos tipos de enfermedades hepáticas: enfermedades causadas por virus, como la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C; enfermedades causadas por drogas, venenos o toxinas o por ingerir demasiado alcohol. Los ejemplos incluyen enfermedad por hígado graso y cirrosis, cáncer de hígado, enfermedades hereditarias, como hemocromatosis y la enfermedad de Wilson, según la Biblioteca.

Asimismo, explicó que los síntomas de la enfermedad hepática pueden variar, pero a menudo incluyen hinchazón del abdomen y las piernas, tener moretones con facilidad, cambios en el color de las heces y la orina, y piel y ojos amarillentos o ictericia. Además, otros síntomas pueden ser agotamiento, debilidad y pérdida de peso.

Hígado graso
Hígado graso - Foto: Getty Images/iStockphoto

A veces no hay síntomas y las pruebas de imagen o de función hepática pueden comprobar si hay daño en el hígado o ayudar a diagnosticar enfermedades del hígado.

Por tal razón, la revista española ¡Hola! indicó que existen algunas bebidas naturales que sirven para depurar el hígado como la infusión de cáscara de limón, ya que es ideal para limpiar el aparato digestivo y del urinario.

Otra manera es tomando té verde, pues es un bebida diurética y por ende es ideal para eliminar las toxinas del cuerpo, aunque la idea es consumirlo en ayunas. Además, es antioxidante y se puede consumir de modo regular, pero sin exceso.

El tomillo también es ideal para depurar el hígado, ya que sus propiedades son variadas: antibacterianas, antiinflamatorias, antifúngicas, expectorantes, digestivas, mucolíticos, antioxidantes, analgésicas, antisépticas, antitusivos o diuréticas.

La alcachofa fue otra recomendación por sus propiedades diuréticas y el diente león también lo sugirió la revista por sus antioxidantes y minerales.

De igual manera, el portal Mejor con Salud reveló que la infusión de perejil y menta ayudaría a depurar el hígado de modo natural, ya que la menta tiene propiedades antiinflamatorias, expectorantes, antisépticas, analgésicas, antibacterianas o antitusivos, entre otras, mientras que solo dos cucharadas de perejil aportan 2 % de calcio, hierro y ácido fólico que necesita el organismo a diario, 12 % de vitamina A, 16 % de vitamina C y más de 150 % de vitamina K, según reseña el diario español AS.

Sobre la misma línea, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, indicó que se pueden tomar medidas para cuidar el hígado como perder peso si la persona presenta sobrepeso; controlar los niveles de azúcar en la sangre; llevar una dieta saludable con un bajo contenido de sal y rica en frutas, vegetales y granos integrales; no beber alcohol; mantenerse activo físicamente (realizar ejercicio mínimo treinta minutos por día); manejar afecciones médicas como la diabetes o la hipertensión arterial; recibir vacunas contra enfermedades como la hepatitis A y la hepatitis B; reducir sus niveles de colesterol y triglicéridos; tomar los medicamentos como se le indica; hablar con el médico sobre las medicinas que toma, incluyendo hierbas, suplementos y medicinas compradas sin necesidad de una receta.

De todos modos, antes de consumir la bebida, lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todos.