Tendencias
Expertos han comprobado que algunos compuestos bioactivos de los hongos pueden reparar el daño causado en el hígado. Foto: Getty images.
El hígado es un órgano importante del cuerpo humano y se debe mantener saludable. Foto: Getty images. - Foto: Foto Getty Images.

vida moderna

Hígado graso: ¿cómo evitar el riesgo de padecer esta enfermedad?

El hígado es un órgano importante del cuerpo humano y se debe mantener saludable.

El hígado es un órgano vital para tener una vida saludable y, por ende, duradera, pues a través de este se produce la bilis que ayuda a transportar los desechos y a descomponer las grasas del intestino delgado durante la digestión, la cual produce cierto tipo de proteínas para el plasma sanguíneo.

Asimismo, toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa por el hígado, el cual la procesa y separa sus componentes para equilibrarlos y así crear los nutrientes. Además, descompone los medicamentos para que sean más fáciles de utilizar por el resto del cuerpo.

Es por eso que varios especialistas manifiestan que siempre se debe procurar tener un hígado sano para evitar sufrir de una de las enfermedades más comunes que lo afectan: el hígado de graso.

Los expertos recomiendan comer granos integrales, con el fin de combatir esta patología. Así lo demostró un estudio publicado en la revista Clinical Nutrition, en donde se analizaron los datos de 14 mil 968 personas.

Los investigadores analizaron la salud de aquellos que no tenían antecedentes de problemas como cáncer, enfermedades cardiovasculares o enfermedades hepáticas, incluidas la enfermedad del hígado graso alcohólico y el hígado graso no alcohólico.

En el estudio se descubrió que aquellos que consumían regularmente alimentos integrales tenían menos posibilidades de desarrollar la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Además, encontró que un mayor consumo de granos integrales disminuye el riesgo de enfermedad hepática por hígado graso no alcohólico. Se señaló también que los granos aportan otros nutrientes que ayudan a la prevención de enfermedades crónicas.

De igual manera, los granos integrales puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y cáncer, al mismo tiempo que mejoran la salud digestiva.

Otros alimentos que combaten el hígado graso

Modificar los hábitos de vida es clave para controlar el hígado graso. Según los expertos, por ahora no hay medicamentos aprobados para tratar el hígado graso. Los estudios están buscando si un determinado medicamento para la diabetes o la vitamina E puede ayudar, pero se necesita mayor investigación.

Sin embargo, existen algunos alimentos que pueden ayudar a controlar la afección y son los siguientes:

1. Grasas monoinsaturadas: las investigaciones sugieren que ingerir alimentos altos en ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva, aguacates y nueces puede beneficiar la pérdida de grasa en el hígado.

Se deben evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, carbohidratos refinados o azúcar. Los estudios sugieren que los azúcares simples, las carnes rojas, los alimentos procesados y los alimentos bajos en fibra pueden llevar al desarrollo de esta afección.

2. Proteína de suero: ha demostrado reducir la grasa en el hígado hasta en 20 % en mujeres con obesidad. Además, puede ayudar a disminuir los niveles de enzimas hepáticas y brindar otros beneficios en personas con enfermedad hepática más avanzada, precisa Healthline.

3. Té verde: un estudio encontró que los antioxidantes en el té verde llamados catequinas ayudaron a disminuir la grasa en el hígado y la inflamación en personas que padecen la enfermedad. El portal Mejor con Salud recomienda tomar cuatro tazas pequeñas de té verde al día y café, pues esta última bebida también brinda beneficios para aliviar el hígado graso.

4. Fibra soluble: algunas investigaciones sugieren que consumir de 10 a 14 gramos de fibra soluble al día puede ayudar a reducir la grasa en el hígado, disminuir los niveles de enzimas hepáticas y aumentar la sensibilidad a la insulina.

Fatiga y debilidad, dolor leve en la zona abdominal, son algunas de los síntomas del hígado graso. Foto: Getty images.
Fatiga y debilidad, dolor leve en la zona abdominal, son algunas de los síntomas del hígado graso. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Causas del hígado graso

  • Sobrepeso u obesidad.
  • Resistencia a la insulina o diabetes tipo 2.
  • Concentraciones anormales de grasas en la sangre.
  • Cintura ancha.
  • Concentraciones altas de triglicéridos en la sangre.
  • Concentraciones bajas de colesterol HDL en la sangre.
  • Presión arterial alta.