vida moderna

Hongos en las uñas: cincos remedios herbales para eliminarlos

Esta enfermedad comienza con una mancha blanca o amarilla en la uña.


Los hongos en las uñas son un padecimiento frecuente que inicia con una mancha de color amarillo o blanco sobre la uña y puede surgir tanto en las uñas de las manos como en las de los pies.

Mayo Clinic explica que “a medida que la infección fúngica se hace más profunda, el hongo puede causar decoloración y engrosamiento de la uña, así como deterioro en el borde de esta; además, puede afectar varias uñas”.

Síntomas

Es posible que se tenga hongos en las uñas, si ocurre se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Están engrosadas.
  • Cambian de color de blanco a amarillo amarronado.
  • Están frágiles, descamadas o irregulares.
  • Tienen forma anormal.
  • Las uñas presentan un color oscuro, provocado por la acumulación de residuos debajo de la uña.
  • Tienen un olor ligeramente desagradable.

Remedios caseros para prevenir y tratar los hongos

El portal de salud, belleza y cuidado personal Cuerpo y Mente brinda la lista de algunas plantas que mejoran los síntomas generados por la aparición de hongos en las uñas. Antes de hacer uso de ellas se recomienda contar con la aprobación de un médico.

  • Propóleo: es empleado para tratar la candidiasis bucal y se utiliza en soluciones con un mínimo de 30 % de propolina.
  • La tintura de mirra: se recomienda para la cándida vaginal. Se aplican mezcladas con agua en colutorio para enjuague.
  • Equináce: esta planta se toma con agua, unas 50 gotas tres veces al día, como apoyo de las cremas medicinales.
  • Ajo: este producto se emplea de manera frecuente para tratar los hongos de las uñas; bien sea en los pies o manos. Para ello, se deben poner a hervir cinco o seis dientes de ajo en agua, luego ese líquido se debe poner en un recipiente en donde se puedan introducir las manos o los pies. Cuando se enfríe, se retira la zona a tratar y se seca. El remedio casero se debe repetir cada 15 o 20 días para obtener buenos resultados.
  • Nogal y llantén: estas dos plantas tienen propiedades antiinflamatorias, antibacteriano, emolientes y cicatrizantes. Este remedio natural se puede utilizar por medio de un baño tibio o mediante el uso de compresas.
  • Árbol de té para el pie de atleta: este producto siempre se debe aplicar por vía tópica, de la siguiente manera, una cucharadita del aceite por taza de agua. Se diluye en el agua y se humedece un trozo de algodón, con el que se dan toques a la zona afectada. O bien también existen en el mercado cremas y pomadas que contienen este aceite.
  • Licopodio: esta planta “es un excelente protector. Inhibe la humedad e impide el desarrollo del hongo”. Este producto se aplica en polvo sobre la zona afectada; esta debe estar completamente seca. El medio recomienda hacer uso de este producto natural una o dos veces al día. Es importante mencionar que “no se debe aplicar sobre las heridas abiertas; además, se puede aplicar para prevenir la aparición de determinados tipos de hongos o para evitar su reaparición”.