investigaciones científicas

La vacuna que podría ayudar a reducir el riesgo de padecer Alzheimer, según estudio

El Alzheimer se diagnostica como una enfermedad progresiva y degradante de la mente. Por ahora, no hay un tratamiento específico para contrarrestarla, pero investigadores trabajan en ello.


El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de los Estados Unidos (NIA, por sus siglas en inglés), dice que la causa más conocida por la que alguien padece alzheimer es la edad. A partir de ello, un grupo de investigadores de ese mismo país se centraron en estudiar una vacuna que suele ser aplicada para prevenir la gripe y la relación que esta tiene con la enfermedad de déficit mental.

Bajo el liderazgo de Avram Bukhbinder, ex alumno reciente de la Escuela de Medicina McGovern en UTHealth Houston (EE. UU), junto a su compañero Paul. E. Schulz y el profesor Rick McCord de Neurología en la misma escuela médica, se llegó a la conclusión de que la aplicación de la vacuna contra la común influenza tendría al menos un 40 % de menos probabilidades para desarrollar la enfermedad del alzhéimer.

En vista de lo anterior, los investigadores compararon el riesgo de incidencia de la enfermedad entre personas mayores de 65 años con o sin la inmunización en el país norteamericano y compartieron los hallazgos en una publicación de la revista Journal of Alzheimer’s Disease, edición número 20.

“Descubrimos que la vacunación contra la influenza -gripe- en adultos mayores reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad de alzhéimer durante varios años. La fuerza de este efecto protector aumentó con la cantidad de años que una persona recibió una vacuna anual contra la influenza; en otras palabras, la tasa de desarrollar la enfermedad de alzhéimer fue el más bajo entre los que recibieron la vacuna contra la gripe todos los años”, explicó Bukhbinder, mientras precisa que sigue investigando el caso.

Para el académico, las investigaciones futuras sobre este tema debe centrarse en si la vacuna contra la gripe tiene asociación con los síntomas del alzhéimer, incluso de los pacientes que ya son diagnosticados como dementes.

Cerebro
Cuidar del cerebro es tan importante como preservar el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo. - Foto: Getty Images

El grupo de investigadores ya había encontrado un posible vínculo, por eso prosiguieron a analizar una muestra poblacional extensa con 935.887 pacientes vacunados contra la gripe y 935.887 pacientes no vacunados. En el proceso de verificación, que tomó cuatro años, descubrieron que aproximadamente un 5 % de las personas que recibieron la inmunidad desarrollaron la enfermedad mental; en comparación con los no vacunados, quieren arrojaron un ponderado del 8.5 % con Alzheimer.

Por consiguiente, los datos muestran que la vacuna tiene un “efecto protector” en la prevención del riesgo de sufrir una complicación mental. Sin embargo, el estudio necesita ahondar mucho más sobre lo analizado, explica Bukhbinder y Schulz.

Para el último investigador, no se puede decir por completo que la vacuna contra la gripe sea específicamente la que produce un efecto de mejora para el Alzheimer, ya que “hay evidencia de que varias vacunas pueden proteger la enfermedad”.

No obstante, eso no quiere decir que no se considere la posibilidad, puesto que el estudio apunta a que el sistema inmunitario es complejo de estudiar, “algunas alteraciones, como la neumonía, pueden activarlo de una manera que empeore la enfermedad de alzhéimer. Pero otras cosas que activan el sistema inmunitario pueden hacerlo de una manera diferente, una que protege contra la enfermedad de alzhéimer. Claramente, tenemos más que aprender sobre cómo el sistema inmunológico empeora o mejora los resultados en esta enfermedad”, agregó Schulz.

Es decir que esta investigación marca el inicio de nuevos proyectos relacionados directamente con la degeneración cognitiva y mental, pues el déficit de la salud del cerebro es notorio a nivel mundial. Una solo ejemplo de esto se da en los Estados Unidos donde más de 6 millones de personas tienen alzheimer, principalmente por causa de la edad.

Como complemento, Avram Bukhbinder comparte que también se podría contemplar investigar y analizar las vacunas contra el virus de la covid-19 y la relación que esta podría tener con el Alzheimer.

Noticias relacionadas