salud

Infusión de perejil: cómo prepararla y cuáles son sus propiedades y beneficios

Esta planta tiene propiedades antioxidantes y diuréticas.


El perejil es reconocido por ser una especia aromática muy versátil, cuyos beneficios trascienden de lo culinario y llegan a lo medicinal. Esto obedece a su alto contenido de nutrientes y antioxidantes efectivos para tratar diversos padecimientos.

Desde hace mucho tiempo es considerada una planta que se usa para diversos remedios naturales, que ayudan al cuidado de la salud o al más estético, tanto que hay mascarillas de perejil.

Se trata de una especia rica en vitamina K, A, E y C, además fuente de hierro, potasio y calcio. Sus propiedades podrían mejorar los niveles de azúcar en la sangre, mantener la presión arterial y favorecer la salud tanto de los huesos como de los ojos, así como minimizar la aparición de cálculos en los riñones.

Rico en antioxidantes

Uno de los componentes del perejil son los antioxidantes conocidos como flavonoides carotenoides y vitamina C. Estos ayudan a reducir el daño celular en el cuerpo.

Es ideal para limpiar y rejuvenecer la piel, así como para fortalecer la uñas y el cabello.

La presencia de flavonoides en la dieta ayuda a disminuir la amenaza de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y patologías coronarias.

Otro de sus beneficios es que protege los huesos debido a que es una fuente rica en vitamina D y calcio, lo que lo convierte en un complemento ideal para fortalecer el sistema óseo. Puede ayudar a tratar problemas como la artritis o la osteoporosis.

El perejil es rico en compuestos que combaten el cáncer. Los primeros estudios sugieren que los compuestos de la mencionada planta pueden incluso inhibir el crecimiento tumoral. Un estudio publicado en Journal of the Science of Food and Agriculture encontró que el perejil tiene propiedades anticancerígenas.

Su ingesta puede ayudar a combatir esta enfermedad de varias formas: actúa como un antioxidante que destruye los radicales libres antes de dañar las células, protege el ADN del daño que puede provocar cáncer u otras enfermedades e inhibe la proliferación y migración de las células cancerosas en el cuerpo.

Prevención de la diabetes

Por otro lado, una investigación publicada en la revista estadounidense The Journal of Nutrition encontró que comer alimentos ricos en un nutriente natural conocido como mirecetina puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 26 por ciento. El perejil es una de las mejores fuentes de miricetina, que contiene aproximadamente 8 miligramos por cada 100 gramos de perejil.

De igual forma, otros estudios indican que la presencia de apiol y miristicina encontradas en el perejil favorecen la producción de estrógeno y las contracciones del útero, además de equilibrar el nivel hormonal, por lo que minimiza los molestos dolores menstruales. De esta forma, consumir la infusión de esta planta en estos periodos ayuda a disminuir los síntomas de dolor y molestia.

Si los consumidores buscan una forma natural de estimular los riñones, el perejil también es una buena opción. Esta hierba es prescrita por la medicina tradicional para incrementar los niveles de orina producidos por una persona.

Fuente de vitamina C

La infusión de perejil ayuda a fortalecer el sistema inmune. Gracias a la presencia de vitamina C fomenta la generación de glóbulos blancos. De acuerdo a un estudio publicado en Iranian Journal of Pharmaceutical Research, este nutriente es necesario para la formación del colágeno, un componente que le brinda estructura y fuerza a las articulaciones, cabello, huesos y piel, además de disminuir las líneas de expresión.

Dados sus beneficios, la infusión se puede preparar con perejil fresco o seco, una taza de agua y una cucharadita de miel, si se quiere endulzar. Se puede consumir en diferentes momentos del día.

Contraindicaciones

Sin embargo, también es importante aclarar que el consumo de esta infusión tiene contraindicaciones que deben tenerse en cuenta. Se recomienda evitar la ingesta de perejil si la persona está embarazada, pues esta hierba puede producir contracciones uterinas, lo que aumenta el riesgo de aborto espontáneo.

De igual forma, no debe consumirse cuando se padece de hemofilia, pues su alta concentración de vitamina K puede afectar aún más la coagulación sanguínea. Tampoco se aconseja si la persona toma medicamentos anticoagulantes.

Por último, las personas que consumen medicamentos diuréticos también deben evitar la ingesta del perejil porque podría causar micción (proceso mediante el cual se elimina la orina) excesiva al combinarse con el efecto de los fármacos.

Por estas razones, aunque se trata de un producto natural no debe consumirse en exceso y siempre será mejor consultar al médico si dentro de los planes está iniciar una ingesta permanente elaborada a partir de esta planta.