vida moderna

Infusión de orégano: ¿cómo prepararla y cuáles son sus propiedades curativas?

Esta especia, además de ser un importante componente culinario, tiene propiedades que ayudan a mitigar algunos padecimientos de salud.


Como muchas otras especias, el orégano se ha convertido en una importante hierba dentro de la cocina internacional. Sin embargo, su importancia va más allá de dar sabor a los alimentos, pues es una planta que tiene muchas propiedades que pueden ser beneficiosas para la salud.

Esta planta le brinda al cuerpo algunos beneficios especialmente si se consume en forma de infusión, la cual puede ser incluida en la dieta diaria. Una de las bondades más reconocidas de esta bebida es que puede ayudar a combatir enfermedades respiratorias como la bronquitis, tos, alergias y asma.

El orégano contiene fibra, hierro, manganeso, vitamina E, hierro, calcio, ácidos grasos omega, manganeso, además de ser una fuente rica en vitamina K.

Son diversos los beneficios que puede brindar a la salud, según expertos. No obstante, siempre la recomendación es consultar al médico, pues su consumo no es recomendado, por ejemplo, en caso de embarazo, lactancia, diabetes, alergias o trastornos hemorrágicos.

Elimina algunas bacterias

De acuerdo con un estudio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, esta especia contiene propiedades expectorantes por lo que tomar la infusión puede ayudar a disminuir los síntomas en las personas que tienen este tipo de padecimientos.

El orégano puede bloquear el crecimiento de las bacterias Escherichia coli y Pseudomas aeruginosa, las cuales pueden causar diversas infecciones. Además de estas bacterias, puede combatir cerca de 23 especies más, entre ellas las que causan infecciones estomacales.

Otro de los beneficios de la infusión de orégano es que podría prevenir el desarrollo del cáncer de colon. De acuerdo con análisis de esta misma institución, esta bebida contiene una sustancia llamada carvacrol, la cual puede suprimir el crecimiento y propagación de células cancerígenas que benefician el desarrollo de la mencionada enfermedad en el colon.

Disminuye la inflamación

El orégano también puede ayudar a combatir problemas de inflamación. Una investigación publicada en Science Direct menciona que la infusión de orégano es rica en antioxidantes, los cuáles además de reducir los niveles de radicales libres, también pueden ayudar a bajar la inflamación del cuerpo.

Uno de los beneficios más conocidos es que ayuda a disminuir los cólicos menstruales y la inflamación que se presenta en estos días. De igual forma, ayuda a regularizar la menstruación, es por esto que se ha convertido en una bebida ideal cuando las mujeres tienen el periodo.

Esta infusión también ayuda a reducir el malestar por problemas estomacales como acidez o parásitos. De acuerdo con una investigación realizada por ADP Biotic Research Corporation, si se consume dos veces por día, durante seis semanas, ayuda a combatir los parásitos.

Orégano
Orégano - Foto: Getty Images

De igual manera beneficia la disminución de dolores de cabeza, aftas, verrugas, acné y funciona como repelente de insectos.

Y si bien la infusión tiene sus propios beneficios, también los tiene la aplicación de extracto de la hierba directamente en la piel, pues ayuda a una rápida cicatrización y con ello a la reducción de infecciones por heridas.

¿Cómo preparar la infusión?

En un litro de agua se adiciona un puñado de hojas de orégano que pueden ser frescas o secas. Se deja hervir durante tres minutos. Luego se retira del fuego y se deja reposar por cinco minutos, se cuela y luego se sirve. A las personas que prefieren el dulce, le pueden agregar una cucharada de miel.

Si bien las propiedades de esta planta pueden ayudar a mejorar condiciones de salud, los expertos recomiendan siempre consultar a los especialistas, pues aunque se trata de un producto natural, no todas las personas pueden consumirlo o sus organismos asimilarlos de la misma forma.