vida moderna

La alimentación recomendada para evitar algunas enfermedades respiratorias

Una ingesta alta de verduras, frutas y pescado reduce el riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares.


La malnutrición, es decir, los excesos, las carencias y los desequilibrios de la ingesta calórica y de nutrientes de una persona, pueden influir en el origen y desarrollo de las enfermedades respiratorias.

Una dieta equilibrada que incluya una ingesta alta de verduras, frutas y pescado reduce el riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares, especialmente asma y EPOC, según el Instituto de Neumología Neumoteknon.

Si bien una buena alimentación es la clave para tener un buen sistema inmune, para aumentar las defensas se debe incluir alimentos ricos en vitaminas y minerales y una de las mejores formas de hacerlo es a través de la preparación de jugos, batidos o platos que incluyan vegetales, frutas, y frutos secos, según el portal especializado en salud, Tua Saudé.

La familia de las frutas es diversa en colores, aromas, texturas y sabores.
Un alto consumo de frutas y verduras reduce el riesgo de cáncer de pulmón en un 20-30 %, tanto en fumadores como en no fumadores. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Hay muchos factores que pueden debilitar el sistema inmune, entre ellos:

  • Deficiencia de nutrientes.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales.
  • Procedimientos médicos (medicamentos, cirugías, tratamientos, etc).
  • Estados emocionales.
  • HIV/AIDS.
  • Cáncer.

El Instituto de Neumología Neumoteknon, comparte el papel de los alimentos en el origen y desarrollo de las enfermedades respiratorias, aquí algunos ejemplos:

Alimentos contra el cáncer de pulmón

  • El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo en los hombres y la segunda causa más común en las mujeres.
  • La evidencia señala que un alto consumo de frutas y verduras reduce el riesgo de cáncer de pulmón en un 20-30 %, tanto en fumadores como en no fumadores.

Alimentos que ayudan a la EPOC

  • El principal factor de riesgo de EPOC en el mundo desarrollado es el tabaquismo, pero hasta un tercio de los pacientes con EPOC, nunca ha fumado, lo que implica que otros factores también son importantes como lo es la dieta.
  • Existe evidencia de que una alta ingesta de alimentos procesados puede acelerar el deterioro de la función pulmonar, y comer una gran cantidad de carnes crudas se asocia con un ingreso hospitalario más frecuente por EPOC.
  • Por esto, desde el Instituto recomiendan una dieta rica en verduras, frutas, pescado y productos integrales, ya que podría reducir la probabilidad de desarrollar EPOC.

Alimentos para el Asma

  • Algunas investigaciones sugieren que verduras y frutas, y determinados nutrientes, como las vitaminas A, D y E y minerales como el zinc, protegen contra la progresión y el desarrollo del asma.
  • Existen estudios que indican que los niveles bajos de vitamina D en niños pequeños pueden predisponer a desarrollar alergias o asma durante la vida.

Alimentos sanos para los pulmones

Los alimentos ricos en antioxidantes son fundamentales para proteger la salud pulmonar, ya que pueden contrarrestar el daño causado al organismo por el estrés oxidativo:

  • Albaricoques, mangos, zanahorias, pimientos y espinacas contienen betacaroteno.
  • Los tomates son fuente de licopeno.
  • Nueces, cereales, mariscos y carnes contienen selenio.
  • Las frutas cítricas, limones, pomelos y naranjas, los kiwis, pimientos verdes y el brócoli son fuente de vitamina C.
  • Las almendras, el germen de trigo,y los cacahuetes contienen vitamina E.

Remolacha con zanahoria

Este jugo de zanahoria y remolacha es un excelente remedio casero para fortalecer el sistema inmunológico, ya que es rico en betacaroteno y hierro.

Además, el jengibre posee acción antiinflamatoria y antioxidante, por lo que podría ayudar a prevenir y mejorar enfermedades respiratorias como bronquitis, gripa, tos y asma.

Ingredientes

  • 1 zanahoria cruda;
  • 1/2 remolacha cruda;
  • 1 cucharada de avena;
  • 1 cm de raíz fresca de jengibre;
  • 1 vaso de agua.

Modo de preparación

  • Lavar, pelar y picar los ingredientes.
  • Licuarlos hasta que el jugo quede homogéneo y beber 1 vaso al día.