La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para los accidentes cerebrovasculares. - Foto: Semana

vida moderna

La bebida que ayuda a prevenir la trombosis y derrames cerebrales

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo para los accidentes cerebrovasculares.

Un accidente cerebrovascular o un derrame cerebral ocurre cuando se detiene el flujo sanguíneo en una parte del cerebro. Cuando el cerebro no recibe oxígeno, las células que lo componen comienzan a morir rápidamente y esto produce un daño severo que puede llevar a una discapacidad permanente o incluso a la muerte.

Según el portal web de la Biblioteca de Medicina de EE. UU., Medline Plus, existen dos tipos de accidentes cerebrovasculares, uno se denomina ACV isquémico, el cual es causado por un coágulo de sangre que bloquea un vaso sanguíneo del cerebro. El otro se denomina ACV hemorrágico, que es causado por un baso sanguíneo que se rompe y sangra en el cerebro.

Entre las personas más propensas a sufrir un derrame cerebral son las personas con afecciones como la hipertensión arterial, diabetes, enfermedades del corazón y trombosis. Como tal, la trombosis forma coágulos sanguíneos que se forman en una vena profunda en las piernas o músculos.

De este modo, ante la presencia de un derrame cerebral es importante acudir de urgencias a un centro médico para ser tratado de inmediato. No obstante, los accidentes cerebrovasculares se pueden prevenir de múltiples formas y por ello, el portal web Tua Saúde aconseja el consumo de vino tinto.

Como tal, el vino tinto es una bebida ideal para prevenir los accidentes cerebrovasculares y la trombosis, debido a sus compuestos antioxidantes que inhiben la agregación plaquetaria y su acción antitrombótica. Además de esto, otros polifenoles presentes en las uvas, como es el caso de los taninos, cumarinas, flavonoides y ácidos fenólicos, también proporcionan beneficios para la salud.

Tua Saúde señala que mientras más oscuro sea el vino, mayor cantidad de polifenoles contiene y presenta mejores propiedades que le otorga distintos beneficios al organismo.

  • Disminuye el riesgo de aterosclerosis: el vino tinto aumenta los niveles de HDL, es decir, colesterol bueno e inhibe la oxidación del colesterol malo en las arterias.
  • Previene el cáncer: gracias a las propiedades antioxidantes del vino tinto combate los radicales libres de las células y ayuda a eliminar las células muertas del cuerpo.
  • Reduce la inflamación: al tener una acción antiinflamatoria, el vino tinto ayuda a reducir la inflamación que ocasiona la artritis o los problemas en la piel.
El consumo adecuado de vino tinto ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.
El consumo adecuado de vino tinto ayuda a prevenir enfermedades cardíacas. - Foto: Getty Images
  • Disminuye el riesgo de problemas cardíacos: del mismo modo, el vino tinto ayuda a combatir el colesterol, reducir la presión arterial y fluidificar la sangre.
  • Mejora la digestión: el vino tinto aumenta la producción de jugo gástrico, estimula la vesícula y mejora la digestión de los carbohidratos.

Los expertos aconsejan consumir el vino tinto con regularidad y beberlo de una a dos copas de 125 mililitros. Así mismo, recomiendan el jugo de uva que también ofrece múltiples beneficios para la salud, sin embargo, el alcohol presente en el vino aumenta la concentración de los polifenoles.

Receta de sangría de vino tinto

Ingredientes:

  • 2 vasos de fruta en cubos (naranja, manzana, fresa y limón).
  • 3 cucharadas de azúcar.
  • ¼ de taza de aguardiente o licor de naranja.
  • 1 rama de canela.
  • 1 rama de hierbabuena.
  • 1 botella de vino tinto.

Modo de preparación: