La alimentación es uno de los aspectos claves que deben controlar los pacientes de diabetes.
La alimentación es uno de los aspectos claves que deben controlar los pacientes de diabetes. - Foto: Getty Images

vida moderna

La dieta para controlar la diabetes y regular la glucosa en la sangre

Los altos niveles de azúcar en el organismo pueden generar fatiga, aumento del peso o visión borrosa.

La alimentación es uno de los factores claves para mantener un buen estado de salud, ya que al consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales se logran mantener saludables los distintos sistemas que componen el organismo.

Sin embargo, cuando una persona consume exceso de grasa saturada o alimentos ricos en azúcares, se puede ocasionar una afección denominada diabetes. Esta afección, que es muy recurrente en las personas, se da porque los niveles de azúcar en la sangre se elevan y pueden traer grandes complicaciones para el organismo si no se llegan a tratar como se debe; por ejemplo, puede causar ceguera, amputación de miembros inferiores o insuficiencia renal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reveló que existen varios tipos de diabetes: la diabetes sacarina de tipo 2 que se debe a que el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, y la diabetes sacarina de tipo 1 que se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona.

Adicional a ello, también existe la diabetes gestacional, la cual afecta a algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de las veces, este tipo de diabetes desaparece después de que nazca el bebé. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, tiene mayor probabilidad de sufrir de diabetes tipo 2 más adelante en la vida. A veces, la diabetes que se diagnostica durante el embarazo es en realidad diabetes tipo 2.

En ese sentido, quienes padecen diabetes, deben someterse a un control médico permanente, practicar ejercicio de forma regular y alimentarse adecuadamente para ayudar a que la glucosa se mantenga en los límites adecuados. Por esta razón, el portal web Econsejos, da a conocer una dieta específica que se concentra en mantener el equilibrio entre el azúcar, la insulina, los triglicéridos y el colesterol, así como mantener un peso saludable y evitar la retención de líquidos en el organismo.

Alimentos que puede consumir un diabético

  • Granos, pan y cereales.
  • Verduras como el repollo, coliflor, brócoli, lechuga, espinacas, zanahoria, berenjena, tomate, pimentón, calabacín, pepino, etc.
  • Frutas, entre ellas, la manzana, mandarina, aguacate, piña y melón, son las más recomendadas.
  • En cuanto a los lácteos, se aconseja consumir leche y yogur descremados y quesos frescos bajos en sal.
  • Las proteínas ideales son los huevos, carne de res, pescado, especialmente los ricos en omega-3 (pescado azul), aves, cordero, cerdo, mariscos y crustáceos.

Cabe mencionar que los vegetales de hoja verde, como la espinaca y col rizada, son muy nutritivos, por lo que suelen ser recomendados en general. Sus vitaminas y minerales, incluida la vitamina C, ayudan a reducir, según los expertos, los marcadores inflamatorios y los niveles de azúcar en la sangre.

Alimentos prohibidos para un diabético

  • Frutas excesivamente dulces, tales como la banana, uvas, higos y uvas pasas.
  • Postres, pasteles, chucherías.
  • Bebidas artificiales endulzadas, incluidas las gaseosas, los jugos embotellados y las bebidas de deportistas.
  • Embutidos, frituras, grasas en exceso y comida rápida.

Alimentos que se debe ingerir con precaución y en pocas cantidades