salud

La fruta que ayuda a producir colágeno natural: así se puede consumir

El consumo diario de frutas y verduras por persona debería ser de 400 gramos.


El colágeno es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, pues se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Además, el cuerpo produce esta sustancia a partir de la combinación de aminoácidos, que son nutrientes que están contenidos en los alimentos ricos en proteínas, junto con otros elementos como la vitamina C, el zinc y el cobre.

Asimismo, según la doctora Lorea Bagazgoitia, en su libro Lo que dice la ciencia sobre el cuidado de la piel, el colágeno es responsable de la elasticidad y firmeza de la piel. Sin embargo, a medida que el tiempo avanza, el organismo disminuye la producción de colágeno, generando efectos colaterales en la piel, como la disminución del brillo e hidratación natural.

Por tal razón, la doctora recomienda algunos alimentos como pescado, huevos, verduras, carnes rojas y frutos secos, al igual que otros que contengan omega 3.

De igual forma, La Vanguardia sugirió consumir kiwi, ya que esta fruta tiene un alto contenido de vitamina E la cual es fundamental para la producción de colágeno. De hecho, la revista Nature reveló un estudio que señala que la mejor la vitamina que ayuda a combatir las arrugas y a producir colágeno natural es la vitamina C, aunque las vitaminas D y E también son muy buenas para las arrugas.

Adicional, el Grupo Sanitas también incluye la vitamina A, ya que ayuda a actuar como coadyuvante en la síntesis del colágeno.

No obstante, hay otros alimentos que no contribuyen a mantener un buen nivel de colágeno, como el exceso de azúcar y los carbohidratos refinados, que pueden causar inflamación en el organismo y deteriorar el colágeno en el cuerpo, lo que también se ve reflejado en un deterioro en el estado de la piel, los huesos y los músculos. Por ende, se recomienda tener una dieta baja en azúcares y harinas refinadas, porque comer pan, galletas, caramelos, jugos artificiales, entre otros productos, contribuye al aumento de la glucosa en la sangre y el exceso de azúcar se engancha a algunas proteínas (elastina y colágeno entre ellas). Lo anterior hace que estas proteínas se vuelvan rígidas y las endurece, por un proceso denominado glicación.

Asimismo, otros factores importantes para la producción natural de colágeno son:

· Dormir de manera reparadora: dormir lo suficiente permite estimular la melatonina, la hormona relacionada con el sueño que tiene un poder antioxidante y antiinflamatorio.

· Actividad física y dieta saludable: Combinar estos dos aspectos es fundamental para mantener una buena producción de colágeno que contribuya al óptimo funcionamiento del sistema óseo y muscular, entre otros.

Por su parte, existe otra forma de producir la sustancia y es a través de fuentes externas artificiales como el colágeno hidrolizado que es aquel colágeno que se ingiere en suplementos.

“Este colágeno hidrolizado se obtiene principalmente de hueso y cartílago bovino. Es especialmente útil para promover la producción de colágeno en el cuerpo, ayudando a fortalecer las articulaciones, uñas y cabello”, explicó el portal Muy Saludable del Grupo Sanitas de España.

Además, el consumirlo tiene algunos beneficios, según el portal especializado Healthline:

- Mejora la firmeza y la elasticidad de la piel.

- Fortalece las uñas y el cabello, lo que mejora su aspecto.

- Previene y mitiga los síntomas de la osteoporosis.

- Previene y retarda la aparición de arrugas, líneas de expresión y celulitis.

- Tonifica articulaciones, tendones y ligamentos.

- Controla la presión arterial.

- Previene la aparición de úlceras gástricas.

- Disminuye y evita el surgimiento de estrías.