La familia de las frutas es diversa en colores, aromas, texturas y sabores.
La familia de las frutas es diversa en colores, aromas, texturas y sabores. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La fruta que disminuye la depresión, alivia la resaca y ayuda a disminuir el colesterol

El consumo de frutas es fundamental para llevar una dieta equilibrada alejada de enfermedades.

Las frutas son fundamental para una alimentación balanceada. Estas son fundamentales para llevar una salud óptima alejada de enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión, el colesterol alto, entre otras.

Se considera que las frutas y verduras son las partes comestibles de las plantas. Es decir, las flores, las yemas, las hojas, los tallos, los brotes y las raíces. La mayoría de estas puede consumirse y encontrarse en todo el globo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer al menos 400 gramos de verduras y frutas al día, pues sus componentes otorgan al organismo una variedad de vitaminas y minerales que son necesarios para mantener un estado de salud óptimo.

Entre los múltiples beneficios que ofrecen estos alimentos al cuerpo está el fortalecimiento del sistema inmunitario; además, ayuda a garantizar una ingesta diaria suficiente de fibra dietética y varias son ricas en agua, por lo que mantienen el organismo hidratado beneficiando a órganos como la piel.

No todas las frutas y verduras aportan los mismas vitaminas y minerales al organismo. Por ejemplo, el banano, es uno de los productos que destaca en la alimentación porque tiene una gran variedad de nutrientes.

Esta fruta es una importante fuente de pectina, un tipo de fibra que apoya las funciones digestivas del cuerpo. Además, aporta magnesio y vitaminas C y B6 que fortalecen la salud del aparato óseo, muscular y el sistema nervioso.

En cuanto a sus micronutrientes, uno de los más importantes es el potasio, mineral que ayuda a reducir la presión arterial. Solo un banano promedio tiene 450 miligramos de este nutriente y el nivel de consumo necesario para una persona adulta, según la OMS, es de al menos 3.500 miligramos por día.

Así mismo, el banano destaca por tres propiedades:

Disminuye la depresión

Los expertos señalan que la ingesta de este alimento puede ayudar a incrementar la sensación de plenitud debido a su gran aporte vitamínico. Específicamente, esto se logra gracias a su rico contenido en triptófano, que al procesarse en el organismo se transforma en serotonina.

La serotonina es una sustancia química conocida como la hormona de la felicidad. El cuerpo la produce de forma natural y es necesario para que las células nerviosas y el cerebro funcionen de manera correcta.

Se cree que este neurotransmisor influye de manera directa en el estado de ánimo de las personas, por lo que los sentimientos de tristeza, depresión y ansiedad se relacionan con niveles bajos de esta sustancia.

Además de elevar el estado de ánimo, el banano también mejora la memoria, la atención y el sueño.

Alivia la resaca

Luego de haber consumido bebidas alcohólicas, al día siguiente aparece la resaca (también conocida en Colombia como guayabo). De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, los síntomas de la resaca suelen iniciar cuando baja el alcohol en la sangre, hasta alcanzar cero grados.

Según explica el sitio web Healthline, el alcohol también provoca deshidratación y pérdida de electrolitos como el potasio. El banano es conocido por ser rico en potasio y puede ayudar a reponer las reservas de esta sustancia en el cuerpo.

Ayuda a disminuir el colesterol

Por su aporte de fibras que disminuyen la absorción de colesterol a nivel intestinal, y a su contenido de potasio, un mineral esencial para el funcionamiento del corazón y que disminuye el riesgo de infarto, el banano es beneficioso para la salud cardiovascular.