Fiebre
La fiebre se puede tratar con remedios naturales desde casa. - Foto: Getty Images

vida moderna

La hierba que ayuda a bajar la fiebre de manera natural: así se prepara la infusión

Esta planta medicinal también es útil para combatir los sofocos en la etapa de la menopausia.

La fiebre se refiere a la temperatura del cuerpo, que es más elevada de lo normal. Por lo general, la temperatura que entra en el rango de normal de una persona puede variar, pero debe ser alrededor de los 37° C. Entre tanto, la fiebre no es una enfermedad como tal, es solamente una señal de que el cuerpo está tratando de combatir una enfermedad o infección.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, las infecciones son las causantes de la mayoría de fiebres. La mayoría de los virus y bacterias sobreviven cuando el cuerpo tienen una temperatura normal, pero cuando se tiene fiebre, es más difícil que estos sobrevivan, de tal modo que este síntoma activa el sistema inmunitario para su propia defensa.

Sin embargo, ante la presencia de estos virus, no solamente se presenta la fiebre, también se puede presentar sudoración, escalofríos y temblores, dolor de cabeza, dolores musculares, pérdida de apetito, irritabilidad, deshidratación y debilidad general.

Otra de las causas que generan la fiebre, como por ejemplo, medicinas como los antibióticos, algunas vacunas para los niños y adultos, enfermedades autoinmunes, enfermedades por el calor y cánceres. Para tratar la fiebre alta, es decir, que sobre pase los 38°C, es importante acudir a un especialista en salud para determinar la causa y el tratamiento a seguir.

No obstante, este síntoma se puede regular desde casa con ayuda de diferentes remedios naturales a base de hierbas medicinales. Por ello, la revista Mejor con Salud, indica que la salvia es una planta aromática del sur de Europa y de la región mediterránea a la que se le han atribuido, desde la antigüedad, numerosas propiedades beneficiosas para la salud, entre ellas, regular la temperatura corporal.

Por otra parte, el profesor de Farmacología y Farmacia Clínica de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, Antonio Aguilar, afirmó al portal Cuidate Plus que “una de las indicaciones de la salvia es para el tratamiento de los sofocos y la sudoración excesiva que experimentan algunas mujeres durante la menopausia, por ello es más empleada por el sexo femenino”.

De este modo, la salvia se puede consumir en infusión natural y Mejor con Salud explica cómo realizar su preparación:

Ingredientes

  • 2 ½ cucharadas de hojas frescas de salvia.
  • 250 ml de agua.
  • 1 ½ cucharadas de jugo de limón.
  • 1 cucharada de miel.

Preparación: inicialmente, se debe hervir el agua durante 10 minutos y añadir la salvia. Luego calentar la infusión por 10 minutos más y retirar del fuego. Esta infusión se debe filtrar y añadir limón y miel para su posterior consumo.

Otras forma de consumir la salvia

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) indica que esta planta se puede también consumir de otras formas:

  • Comprimidos: como destaca Aguilar, existen algunos medicamentos comercializados en España que tienen extracto seco de salvia como único principio activo.
  • Preparados tópicos: la salvia también forma parte de preparados tópicos como lociones, cremas, pomadas y cosméticos en general.

¿Cómo prevenir la fiebre?

Mayo Clínic ha dado a conocer algunos consejos para prevenir la fiebre:

  • Vacunarse: es importante vacunarse según las indicaciones contra las enfermedades infecciosas, como la gripe y la COVID-19.
  • Pautas de salud pública: se debe hacer uso de mascarillas y el distanciamiento físico.
  • Lávate las manos con frecuencia: es fundamental enseñarle a los niños hacer lo mismo, principalmente antes de comer, luego de ir al baño, después de pasar tiempo en lugares con mucha gente o con una persona enferma, y luego de tocar animales y de viajar en transporte público.
  • Lleva desinfectante para manos para cuando no se tenga acceso a agua y jabón.
  • Evita tocarte la nariz, la boca y los ojos: estas son las principales vías por las que los virus y las bacterias pueden ingresar al cuerpo y causar infecciones.
  • Evita compartir vasos, botellas de agua y utensilios.