salud

La infusión natural con vitamina C que fortalece los pulmones y el sistema respiratorio

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la exposición a la contaminación del aire provoca más de cuatro millones de muertes en el mundo cada año.


Los pulmones funcionan como un complejo sistema que permite el ingreso y salida de gases, como oxígeno y dióxido de carbono, para que células del cuerpo funcionen normalmente.

Cuando estos órganos están sanos, se garantiza una adecuada absorción del oxígeno del ambiente, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Respirar aire contaminado, humo de cigarrillo y otras toxinas puede dañar los pulmones e incluso causar problemas de salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la exposición a la contaminación del aire provoca más de cuatro millones de muertes en todo el mundo cada año.

Los pulmones se limpian solos y normalmente se curan una vez que dejen de exponerse a los contaminantes, por ejemplo, cuando alguien deja de fumar, precisa el medio especializado en salud Medical News Today.

Sin embargo, hay diversos remedios caseros que pueden ayudar a mejorar las condiciones de salud de estos órganos. Uno de ellos es el limón y una de las maneras de consumirlo es en té. Este es un fruto versátil cuyo consumo regular ayuda a mejorar el sistema inmune y a desintoxicar el organismo.

Además de esto, el té de limón posee propiedades diuréticas que ayudan a deshinchar el cuerpo y mejorar la retención de líquidos, a la vez que favorece la pérdida de peso por ser rico en antioxidantes.

Agua de apio y limón
El té de limón es ideal para subir las defensas y mejorar las condiciones de salud de los pulmones. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Específicamente en lo que tiene que ver con el sistema respiratorio, el té de limón ayuda a fortalecerlo gracias a su gran contenido de vitamina C, la cual le otorga la propiedad antiinflamatoria que ayuda a combatir los episodios de asma y otras afecciones respiratorias.

Además de esto, ayuda a liberar las flemas y el moco de los pulmones, por lo que facilitará que los órganos respiratorios trabajen mejor. Información del portal Cocina Delirante indica que esta bebida es ideal cuando se tiene tos o síntomas de un resfriado, gracias a sus vitaminas y antioxidantes. También es recomendado para aliviar el dolor de garganta y la congestión en el pecho.

De acuerdo con información del medio especializado en temas de salud Medical News Today, la vitamina C también es importante para la función del sistema inmune por lo que atenúa los síntomas relacionados con la gripa.

Más beneficios

Gracias a sus propiedades antioxidantes, el té de limón controla los radicales libres y evita el envejecimiento al depurar las toxinas de la sangre. Por esta razón es un potente agente preventivo de determinadas enfermedades, como por ejemplo el cáncer, y además es muy beneficioso para la piel, favoreciendo su juventud y belleza.

Así mismo, tomarlo antes o después de las comidas favorece la digestión facilitando el tracto intestinal y ayudando a la absorción de las sustancias más beneficiosas para el organismo. También ayuda en la eliminación de toxinas y aquellas sustancias no deseadas para el cuerpo.

De igual forma, ayuda a la pérdida de peso. Los limones contienen un tipo de fibra llamada pectina, que puede ayudar a reducir el apetito y la ingesta de calorías. El jugo de limón es naturalmente bajo en calorías. Sustituir los refrescos azucarados con agua fresca con limón es una forma saludable de reducir el consumo de calorías, un paso positivo hacia el control de peso.

Preparación

Para preparar esta bebida solo se requiere del jugo de un limón sin semillas, miel, una taza de agua y si se desea se le puede agregar jengibre. Se pone a hervir el agua y cuando esté a punto de ebullición se apaga el fuego. Luego se sirve en una taza el jugo de limón y la cucharada de miel y se mezcla. Se añade agua y se vuelve a mezclar para integrar. Si la persona lo desea le puede agregar algo de jengibre y rodajas de limón para intensificar su sabor. Se puede consumir en varios momentos del día frío o caliente.