vida moderna

La semilla que ayuda a producir colágeno natural y fortalecer huesos

El colágeno es una proteína que contribuye a mantener unidas las estructuras del organismo.


A medida que pasan los años, la piel va perdiendo su elasticidad debido a que la producción de colágeno se reduce con el tiempo. Por esta razón, numerosos tratamientos se basan en dicha proteína para restaurar el tejido que compone el órgano externo más grande del cuerpo humano.

El colágeno es una proteína que tiene como función mantener unidas las diferentes estructuras del organismo, como los tejidos conectivos (músculos, tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílagos, tejido hematológico y adiposo y órganos). Adicionalmente, es la molécula responsable de darles firmeza, elasticidad y participar en su hidratación.

Según reseña el portal especializado en salud Cuídate Plus, con el envejecimiento natural, la producción de colágeno se va reduciendo gradualmente. En consecuencia, a partir de los 40 años, el organismo produce casi la mitad de colágeno que en la adolescencia, derivando en consecuencias como el aspecto de la piel, su pérdida de elasticidad y dolor articular.

Por esta razón, el consumo de alimentos ricos en colágeno como el pescado y la gelatina de pata pueden llegar a ser útiles para el organismo, pues ayudan a estimular la producción de colágeno. De acuerdo con el portal Tua Saúde, alimentos como la carne y el pollo también son ricos en esta proteína.

No obstante, el colágeno también se puede adquirir a partir de alimentos naturales. Uno de ellos es el ajonjolí, también conocido como sésamo. Se trata de semillas pequeñas de color negro, amarillo, gris y rojo que ayudan a la prevención de diferentes malestares del organismo, por ejemplo, contribuyen a reducir el colesterol y aliviar el estreñimiento.

Sus efectos antioxidantes ayudan, además, a aliviar la artritis, reduciendo el dolor y brindando una mejor movilidad al cuerpo. Al igual que el colágeno, el ajonjolí estimulan la buena cicatrización de heridas.

Otros beneficios del ajonjolí o sésamo

Estas semillas tienen propiedades útiles para la producción de colágeno. Para empezar, el ajonjolí brinda minerales como el magnesio, fósforo y el hierro. Además, es rico en vitaminas B1, B3 y B6, las cuales son beneficiosas para el sistema nervioso, explica el portal especializado en salud Cuerpomente.

De acuerdo con el National Institutes of Health, el fósforo uno de los elementos principales del sésamo: “Es un mineral que se encuentra en cada un de las células de nuestro organismo. La mayor parte del fósforo está en los huesos y los dientes, y otra parte en los genes”, la organización especifica en su portal web que la producción de este mineral es vital para “procesos químicos importantes” dentro del organismo.

¿Qué pasa si se consumen alimentos con colágeno todos los días?

El portal web Salud 180 destaca los beneficios de consumir alimentos ricos en colágeno. En primer lugar, explica que se fortalecen y se nutren los músculos. En segundo lugar, menciona que se puede contribuir a eliminar a algunas cicatrices, gracias a que el colágeno está presente en el proceso de regeneración celular. Y en tercer punto, hay efectos positivos para las articulaciones.

“El colágeno se divide en varios tipos, dependiendo de dónde se ubique, el colágeno de tipo II está presente en nuestros cartílagos, por lo cual es probable que este nos ayude a mejorar el estado de nuestras articulaciones, si ya notaste que te duelen muchas las rodillas, tal vez sea buena idea consumir alimentos que contengan esta proteína”, apunta el sitio web.

El Universal menciona varios alimentos que tienen colágeno. Para recibir una mayor asesoría sobre esto es importante consultar a un nutricionista y a un médico de confianza.

  • Carnes rojas y pollo.
  • Pescado.
  • Frutas y verduras.
  • Huevos.
  • Frutos secos.

Suplementos de colágeno

Business Insider explica que los suplementos de colágeno se pueden adquirir en tiendas naturistas. Sin embargo, lo ideal es consultar con un médico antes de ingerir cualquier producto y recibir la atención médica profesional. Cabe resaltar que la mayoría de los suplementos de colágeno son huesos y piel de animales. Por esto no es una opción para aquellas personas que son veganas o vegetarianas.

Existen diferentes tipos para elegir:

  • Polvos, píldoras y para beber: generalmente tienen péptidos de colágeno o colágeno hidrolizado.
  • Cremas o lociones: según indica Business Insider muchos de estos productos señalan que añaden colágeno a la piel o ayudan a estimular su producción.
  • Gelatina: puede ayudar a reafirmar y suavizar la piel. Asimismo, fortalece los huesos y el cartílago.