vida moderna

¿Qué tipo de colágeno es bueno para los huesos?

Este nutriente es importante, pues ayuda a reforzar los huesos y permite que la piel y los tendones se estiren.


El colágeno es una proteína que se encuentra en el cuerpo que influye en muchos procesos para el cuidado del pelo, la piel, las uñas, los huesos, los ligamentos, los tendones, el cartílago.

Según el portal Kidshealth, está el colágeno tipo I, que se encuentra en los huesos y en los tendones, además del tipo II, que está en el cartílago, el cual es el material flexible de la nariz, las orejas y las articulaciones, y también hay un tipo III, que es el colágeno de la piel, del revestimiento de los vasos sanguíneos y de los intestinos.

El colágeno “es una proteína fabricada por unas células llamadas fibroblastos y está presente en todos los animales y también en el cuerpo humano”, afirma Rocío Escalante, farmacéutica y experta en Dermofarmacia, en palabras que recoge el portal Cuídate plus, además, añade que una de cada cuatro proteínas del cuerpo es colágeno, lo que sería aproximadamente un 7 % de la masa corporal del ser humano.

El colágeno es fundamental para unir los tejidos conectivos, es decir, los músculos, tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílagos, tejido hematológico y adiposo y órganos, por esta razón esta proteína sirve para sostener y mantener unido el conjunto del cuerpo.

La fibra de colágeno se mezcla con muchos tipos de sustancias y minerales. Para los huesos, “la combinación del colágeno con cristales de calcio permite la formación de una estructura dura y rígida”, así lo indica el portal Cuídate Plus.

La alimentación es importante para la salud del organismo y el colágeno también recibe beneficios de una dieta saludable.

Los expertos aconsejan el consumo de la carne que es una de las mejores fuentes de colágeno. Con este alimento se logra disponer de “los aminoácidos suficientes para que los cartílagos y las articulaciones estén en buen estado”, señalan en el sitio web Saber Vivir.

La carne magra como el pollo, el pavo o el conejo es la más recomendada por los especialistas para ganar esta proteína, por el contrario, la carne de cordero, ternera o cerdo se aconseja evitar por su alto contenido de grasas saturadas.

Otra alimento que sugieren en Saber vivir es el pescado azul, pues es rico en ácidos grasos omega-3 que ayudan a prevenir la oxidación celular y también es un antiinflamatorio. En sardinas, una ración de caballa o unos filetes de salmón se pueden encontrar el colágeno.

Los frutos rojos también contienen ácidos grasos omega-3, omega-6 y omega-9, los cuales estimulan la producción de colágeno. Las nueces, pistachos y avellanas aportan los nutrientes para el cuidado de la piel y los huesos.

Cabe mencionar que con el paso de los años el colágeno se deteriora, lo que afecta a la masa ósea y esto puede generar enfermedades como la osteoporosis, “que se caracteriza por una baja densidad ósea y se ha vinculado con un mayor riesgo de fracturas óseas”, así lo explica Healthline.

En Healthline citan un estudio en el que una las mujeres tomaron un suplemento de calcio combinado con 5 gramos de colágeno, o un suplemento de calcio sin colágeno, diariamente durante 12 meses.

El resultado arrojó que las mujeres que tomaron el suplemento de calcio y colágeno, tuvieron unos niveles más bajos de proteínas en la sangre (que promueven la descomposición ósea, señala Healthline) que las que tomaron solo el calcio.

Otro estudio citado por el mencionado sitio web, indicó que se realizó la medición en un grupo de 66 mujeres que tomaron 5 gramos de colágeno diariamente durante 12 meses.

Las mujeres que tomaron el colágeno tuvieron un aumento de hasta el 7% en su densidad mineral ósea, en comparación con las mujeres que no lo hicieron”, destaca Healthline.