salud

Las mejores vitaminas para fortalecer el sistema nervioso

El sistema nervioso es uno de los sistemas más importantes y complejos del cuerpo. Dentro de sus funciones está procesar toda la información proveniente tanto del interior como del entorno.


El sistema nervioso es uno de los más importantes, pero a la vez, más complejos del organismo. Dentro de sus funciones está reaccionar, a través de los sentidos, a los estímulos externos e internos para responder con diferentes acciones corporales.

Este sistema está compuesto por el conjunto de órganos y estructuras de control e información del cuerpo humano, constituido por células conocidas como neuronas, que son capaces de transmitir impulsos eléctricos a lo largo de una gran red de terminaciones nerviosas.

Está formado principalmente por dos tipos de células, las neuronas y las células gliales. Las primeras son fundamentales porque se encargan de procesar y trasmitir la información a través de todo el sistema nervioso, precisa información del portal Roche Pacientes. Por su parte, las células gliales cumplen con la función de soporte y protección de las neuronas, las cuales no pueden funcionar en ausencia de estas glándulas.

Dada su importancia, cuidar el sistema nervioso es determinante para tener unas condiciones de salud favorables. El portal Opko Health Magazine, indica que una de las formas de fortalecer el sistema nervioso es consumiendo vitaminas, además de llevar hábitos de vida saludables.

De acuerdo con los expertos, las vitaminas y los minerales producen beneficios en el sistema nervioso central y periférico. El cerebro y la médula espinal responden al central y las raíces nerviosas y los nervios periféricos al sistema periférico.

Estas son algunas de las vitaminas recomendadas para ayudar al sistema nervioso y fortalecerlo.

Vitamina B1

También denominada tiamina tiene efectos en el sistema nervioso, el corazón y los músculos. Se puede encontrar en alimentos como legumbres, que incluyen lentejas, garbanzos; los cereales integrales como pasta, arroz, pan y harina integrales; los huevos, la leche en polvo, el hígado de res y la carne de cerdo.

Si bien otros alimentos como los productos lácteos, la fruta y la verdura no contienen grandes cantidades de esta vitamina, si se consumen en abundancia pueden ser una buena fuente de la misma.

La tiamina ayuda a transformar los carbohidratos en energía. La función de los carbohidratos es aportar energía al cuerpo, en especial al cerebro y al sistema nervioso. Además, tiene un importante papel en la contracción de los músculos y en el transporte de las señales del sistema nervioso, indica Opko Health Magazine.

Vitamina B12

Esta vitamina conocida como cobalamina es fundamental para la formación de glóbulos rojos y para que las células del cuerpo funcionen de forma correcta, sobre todo las que se encuentran en la médula ósea, sistema nervioso y vías gastrointestinales.

Algunos de los alimentos que la contienen son las vísceras, los pescados, las carnes, los huevos y en menor cantidad, los productos lácteos. En cuanto a los vegetales, la cobalamina solo se encuentra en la levadura de cerveza y en algunas algas japonesas como el wakame y el kombul.

Vitamina B6

La piridoxina, como se le llama, colabora en la producción de energía en el cerebro y en los tejidos nerviosos, lo que es esencial para el sistema nervioso central. Se puede consumir a través de legumbres como las lentejas y los garbanzos, cereales integrales, los frutos secos, los aguacates o el germen de trigo. Si se trata de frutas, la vitamina B6 se encuentra en el plátano y el melón.

Las vitaminas y los minerales contribuyen al correcto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.
Las vitaminas y los minerales contribuyen al correcto funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. - Foto: Getty Images

Vitamina B9 o ácido fólico

Entre las vitaminas para los nervios también destaca el ácido fólico, el cual está directamente relacionado con el crecimiento y el desarrollo de las personas, es un elemento fundamental para el sistema nervioso y contribuye a la reducción del nivel de homocisteína que se relaciona con un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Alimentos clave

Como parte de las estrategias para fortalecer el sistema nervioso hay alimentos específicos que son recomendados, de acuerdo con el portal Mejor con Salud. Por ejemplo, la avena es rica en aminoácidos esenciales, contiene vitamina B y compuestos antioxidantes. Se recomienda tomarla en casos de irritabilidad, ansiedad leve e insomnio. De hecho, por su valor energético, es ideal para optimizar el rendimiento mental.

El polen es otra alternativa alimenticia para fortalecer el sistema nervioso, debido a su alto contenido de vitaminas B y minerales esenciales, controla el nerviosismo y mejora la salud mental.

Según un estudio realizado por la Universidad de Santiago de Compostela, este alimento contiene muchas proteínas, incluyendo todos los aminoácidos, más de 20 minerales, gran variedad de vitaminas, ácidos grasos, ácidos orgánicos y flavonoides.