Tendencias
Cítricos
Los cítricos con ricos en vitamina C que ayuda a reducir los niveles de colesterol. - Foto: Getty Images

vida moderna

Limón y otras frutas cítricas que ayudan a fortalecer el sistema inmune

Mantener una alimentación saludable y hacer ejercicio hacen parte de los consejos para protegerse de los virus.

El sistema inmunológico es una red de órganos, tejidos y células interconectados que tienen la misión de proteger a las personas ante agentes extraños como una posible infección.

Por esta razón, tener un sistema inmunológico sano es clave para hacerle frente a posibles afectaciones por bacterias y virus dañinos que pueden generar efectos negativos en el organismo. Cuando el organismo detecta sustancias extrañas que pretenden invadirlo, se pone en marcha la respuesta inmune.

En ese sentido, el portal Cuerpo Mente reveló que una opción para fortalecer el sistema inmune son las frutas cítricas, como el limón, el cual es depurativo, antibacteriano y antivírico, antiinflamatorio, astringente y digestivo.

Otra opción es la naranja, fruta que tiene un alto contenido de vitamina C y ácido fólico. Adicionalmente, cuenta con vitamina B1, que es favorable para el sistema nervioso.

Adicionalmente, está el pomelo, que tiene un contenido bajo de calorías, pues por cada 100 gramos, tiene 43 en total. También tiene vitaminas A y C.

En el listado también está la mandarina, alimento con un alto aporte de fibra, pues a diferencia de otros cítricos, se puede consumir entera. Adicionalmente aporta vitaminas A, B1, C, calcio y potasio.

¿Cómo fortalecer el sistema inmune, según Harvard?

Expertos de la Universidad de Harvard elaboraron un informe sobre la importancia de mantener el cuerpo protegido de forma natural.

Los alimentos son clave en este proceso, pues cuentan con vitaminas y minerales que ayudan a tener más energía, una mejor circulación sanguínea, proporcionan fortaleza al sistema óseo y fortalecen el sistema inmune evitando infecciones.

Todos los productos que contienen vitaminas A,B,C, D y E favorecen el crecimiento y la actividad de las células inmunológicas y producen anticuerpos

De acuerdo con los análisis de especialistas de la institución, estos son algunos de los aspectos clave que deben tenerse en cuenta si de lograr un sistema inmune fuerte se trata: seguir una dieta rica en frutas y verduras, no consumir alcohol, hacer ejercicio, descansar bien, no subir de peso y minimizar el estrés.

Estudios científicos realizados con animales ponen en evidencia que las deficiencias de algunos micronutrientes, tales como zinc, selenio, hierro, cobre, ácido fólico y vitaminas A, B6, C y E, alteran las respuestas inmunes.

La Organización Mundial de la Salud también ha insistido en la importancia de la ingesta de comida saludable. Se recomienda comer, por ejemplo, al menos 400 gramos diarios de frutas y verduras para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para prevenir y mitigar carencias de micronutrientes.

Otro aspecto clave para tener fortalecido el sistema inmune es realizar ejercicio de forma regular. Esto puede mejorar la condición cardiovascular, disminuir la presión arterial y ayudar a controlar el peso.

Para los expertos de Harvard, al igual que una dieta saludable, el ejercicio puede contribuir a una buena salud general y, por lo tanto, a un sistema inmunológico saludable. Puede contribuir aún más directamente al promover una buena circulación, lo que permite que las células y las sustancias del sistema inmune se muevan libremente por el cuerpo y hagan su trabajo de manera eficiente.

Dentro de las recomendaciones de alimentos para fortalecer el sistema inmune están el yogurt natural. Los alimentos que tienen probióticos como el yogurt contienen bacterias útiles que contribuyen a que la flora intestinal se mantenga en buen estado.

En el listado de alimentos también se encuentran las legumbres, que son una excelente opción para fortalecer el sistema inmune ya que pertenecen al grupo de los prebióticos, indispensables por su aporte de fibra y oligosacáridos que sirven de sustento a las colonias de organismos vivos que llegan a alojarse en el cuerpo.

Otras maneras de consumir prebióticos son mediante el ajo, cebollas, puerros, espárragos, alcachofas, hojas de diente de león y plátanos.