Artritis
La artritis puede ir empeorando sus síntomas con el paso de los años. - Foto: Getty Images

vida moderna

Los alimentos que ayudan a combatir la artritis y la artrosis

Estos dos trastornos articulares suele comenzar a edades comprendidas entre los 40 y los 50 años.

La artrosis es uno de los trastornos articulares más frecuentes y suele comenzar a edades comprendidas entre los 40 y los 50 años. Así mismo, también puede afectar en algún grado a casi todas las personas a partir de los 80 años de edad.

De acuerdo con el Manual MSD, dicha enfermedad es un trastorno crónico que causa alteraciones en el cartílago y los tejidos circundantes, y se caracteriza por dolor, rigidez y pérdida de la función. Para tratarla, los especialistas en salud aconsejan incluir a la rutina ejercicios y otras medidas físicas, junto a fármacos que alivian el dolor y mejoran la función articular.

Ahora bien, en cuanto a la artritis, esta afección causa una inflamación que afecta a la membrana sinovial. Como tal, el líquido sinovial, que sirve para lubricar, se esparce por la articulación en lugar de ser reabsorbido como sucede normalmente, ocasionando una constante erosión del hueso y del cartílago.

Cabe mencionar que la artrosis suele estar asociada al envejecimiento y es más común a partir de los 40 años; sin embargo, hay otros factores como la obesidad o el sobreesfuerzo de la articulación que pueden ocasionar este trastorno articular.

Tanto la artritis como la artrosis son enfermedades degenerativas que requieren de un tratamiento médico bajo la supervisión de un especialista en salud y el consumo de una dieta saludable que ayuda a restaurar los tejidos afectados y a fortalecer el sistema óseo. Por esta razón, el portal web Recetas Get, ha señalado siete alimentos que benefician la salud articular y ayudan a tratar los síntomas de estos dos trastornos degenerativos.

  • Frutos rojos: Tanto las fresas, grosellas, moras y frambuesas contienen antioxidantes como la vitamina C, betacaroteno y antocianinas que actúan en el organismo para combatir los radicales libres causados por el estrés, la contaminación, y otros factores que dañan las células y favorecen la inflamación.
  • Pescado: Este alimento es una de las pocas fuentes alimentarias de omega-3, que reducen la síntesis de los mediadores de la inflamación. Además, estudios epidemiológicos han demostrado que los inuit, una población al extremo del Ártico, que comen mucho pescado azul, están poco afectados por las enfermedades articulares.
  • Té verde: Tiene un alto contenido de nutrientes y antioxidantes que poseen la capacidad de reducir la inflamación articular. Así mismo, estudios realizados en animales, han demostrado que esta plata ayuda a reducir la incidencia y la gravedad de la artritis reumatoide.
  • Col: Este alimento contiene glucosinolatos, una sustancia que se transforma durante la digestión en isotiocianatos, la cual es conocida por sus propiedades anticancerígenas, pero también son antiinflamatorios. Adicional a ello, un estudio publicado en Arthritis and Rheumatism en 2013 demostró que la col inhiben las enzimas implicadas en la degradación del cartílago.
  • Aceite de canola y oliva: Como tal, ambos aceites son ideales para la salud de las arterias y las articulaciones, ya que son ricos en polifenoles y antioxidantes.