Cólicos
La alimentación es determinante para aliviar el malestar generado por los cólicos menstruales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Los alimentos que se deben consumir para aliviar los cólicos menstruales

Estos cólicos pueden acompañarse de otros síntomas, como dolor de espalda baja, náuseas y diarrea.

Con frecuencia algunas mujeres deben soportar cólicos que aparecen como parte de su período menstrual, el cual se presenta todos los meses cuando el cuerpo se prepara para un posible embarazo.

Normalmente los dolores se producen debido a calambres menstruales, que son dolores palpitantes que se registran en la parte baja del abdomen. Estos cólicos también pueden acompañarse de otros síntomas, como dolor de espalda baja, náuseas, diarrea y dolores de cabeza.

“El dolor del período no es lo mismo que el síndrome premenstrual. Este síndrome causa muchos síntomas diferentes, incluyendo aumento de peso, hinchazón, irritabilidad y fatiga. El síndrome a menudo comienza una o dos semanas antes del comienzo del período”, precisa la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Si bien se trata de un proceso natural en el que no se requiere de intervención médica o tratamiento que alivie los dolores, lo que sí puede ayudar a minimizar su impacto es la alimentación. Además de los remedios naturales como las infusiones de algunas plantas a las que muchas mujeres recurren, también hay algunos alimentos que pueden aportar en la reducción de las molestias causadas por los cólicos. Estas son algunas opciones.

.
Los cólicos menstruales pueden presentarse cada vez que la mujer tiene su período o en algunas ocasiones. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Verduras de hoja verde: Dado que la sangre es rica en hierro, cuando llega el período una importante cantidad de este mineral se pierde en el cuerpo, por lo que la ingesta de alimentos que lo contengan es clave. Un artículo publicado en el medio digital Business Insider indica que cuando sus cantidades son bajas es más probable que se registren cólicos, porque una de las funciones de este mineral es ayudar a los glóbulos rojos a llevar oxígeno a los músculos.

En la lista de productos que contienen hierro se encuentran las espinacas, las acelgas y la col rizada. Las tres aportan una buena dosis de hierro, además de ser ricas en fitoquímicos, que son compuestos en las plantas que pueden reducir la inflamación, según Lisa Andrews, dietista citada por la mencionada fuente.

Plátano: Según el portal Cuerpo Mente, esta fruta contiene vitaminas del grupo B y especialmente la B6, que ayuda a equilibrar las hormonas; además de potasio que permite reducir la retención de líquidos. El plátano también es fuente de triptófano, precursor de la serotonina (conocida como la hormona de la felicidad), y en carbohidratos complejos, que contribuyen a equilibrar el estado de ánimo, mejorando las condiciones de las personas que padecen de estos dolores.

Jengibre: La publicación de Business Insider indica que esta especia tiene propiedades que ayudan a reducir los cólicos abdominales en los primeros días del periodo menstrual. Esto obedece a las bondades antiinflamatorias que tiene esta raíz. “También puede ayudar a reducir las náuseas que a veces acompañan a los cólicos menstruales”. Para consumirlo se puede hacer a través de una infusión, a la cual se le puede agregar limón.

Linaza y chía: Estas semillas favorecen la condición de las mujeres durante el período menstrual gracias a que aportan ácidos grasos omega-3, los cuales favorecen la circulación y el equilibrio nervioso. “Una cucharada diaria de semillas trituradas espolvoreadas en el yogur o la ensalada aporta la cantidad diaria recomendada”, precisa Cuerpo Mente.

Otros alimentos que contienen ácidos omega-3 son pescados como el salmón, el atún o las sardinas los cuales se pueden consumir de manera regular y no específicamente durante el tiempo del período menstrual.

Yogur: El portal Saber Vivir Tv indica que los productos lácteos como el yogur ayudan a aliviar la tensión premenstrual y evitan los cólicos durante el ciclo de la menstruación.

Así como es importante consumir algunos alimentos, también es clave minimizar la ingesta de otros. Por ejemplo, los expertos recomiendan reducir el consumo de sal para evitar la hinchazón y la retención de líquidos. También es aconsejable bajarle a la ingesta de cafeína y otros estimulantes que pueden incidir en la irritabilidad de la persona y su estado de ánimo y evitar el alcohol que puede interactuar con los antiinflamatorios que se consuma para hacerle frente a las molestias.